EEUU condena la violencia del Gobierno de Nicaragua y llama al diálogo

Estados Unidos condenó hoy la "respuesta violenta del Gobierno nicaragüense" a las marchas del Día de la Madre en Managua y otras ciudades del país centroamericano, y llamó al diálogo mediante "negociaciones pacíficas" para poner fin a la crisis.

"Estados Unidos condena la respuesta violenta del gobierno nicaragüense a las marchas pacíficas del Día de la Madre en Managua y otras ciudades, incluyendo asaltos a madres que lloraban la muerte de sus hijos desde que comenzaron las protestas el 18 de abril", indicó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

No obstante, Estados Unidos insistió en que a pesar de la suspensión del diálogo liderado por la Iglesia, apoya que se lleven a cabo unas negociaciones pacíficas para poner fin a la crisis en Nicaragua.

Estados Unidos también condenó "las 'golpizas' a periodistas y ataques contra la televisión local y estaciones de radio", y reiteró su petición a la comunidad internacional y los nicaragüenses para que el Gobierno del presiente Daniel Ortega "ordene a su policía y sus matones que detengan la violencia, respeten los derechos humanos y creen las condiciones para un camino pacífico".

"Las personas responsables de violaciones de los derechos humanos asumirán responsabilidades ante la comunidad internacional en foros internacionales", advirtió Nauert.

Asimismo, el Gobierno de Estados Unidos instó a una investigación inmediata del grupo interdisciplinario independiente de expertos sobre las muertes y la violencia en Nicaragua, según lo acordado por las autoridades nicaragüenses con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 76 muertos desde el 18 de abril, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), 83 según Amnistía Internacional (AI) y 85 de acuerdo con la Comisión de la Verdad, Justicia y Paz nicaragüense.

Las 15 personas que perdieron su vida en esta última oleada de protestas, entre el miércoles y la madrugada de hoy, según datos del Ministerio de Salud nicaragüense, sitúan la cifra total alrededor del centenar de fallecidos.

En estas protestas más recientes, que tuvieron lugar en las ciudades de Managua, Masaya, Estelí y Chinandega, entre otras, también se produjeron 199 heridos, según las cifras admitidas por el Gobierno.

La crisis tuvo como detonante diversas manifestaciones en contra de reformas a la seguridad social emitidas por Ortega, pero continuaron después de que fueron derogadas debido a la violencia de la represión, que ha sido constatada y condenada por la CIDH y por Amnistía Internacional.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.