EEUU advierte que actividad marítima de China amenaza soberanía de Filipinas

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, advirtió hoy de que la actividad militar de China en las aguas disputadas del Mar de China Meridional es una "amenaza" y "viola la soberanía de Filipinas".

"Como nación isleña, Filipinas depende del acceso libre e ilimitado al mar. La construcción de islas artificiales y la actividad militar de China en ese mar amenaza vuestra soberanía, seguridad y bienestar económico, y también el del EEUU", subrayó Pompeo en rueda de prensa en Manila.

Pompeo llegó anoche a Filipinas en visita oficial y mantuvo un breve encuentro con el presidente, Rodrigo Duterte, mientras que hoy se reunió con su homólogo filipino, Teodore Locsin.

El jefe de la diplomacia estadounidense subrayó que, como ese mar es parte del Pacífico, "cualquier ataque armado sobre fuerzas filipinas, bases aéreas o buques públicos, activará automáticamente las obligaciones de defensa mutua".

Filipinas y Estados Unidos, históricos aliados políticos y militares, cuentan con un Tratado de Defensa Mutua desde 1951, que establece que ambos países se ayudarían si uno es atacado por una fuerza extranjera.

Las declaraciones de Pompeo se producen después de que el secretario filipino de Defensa, Delfin Lorenzana, anunciara hace unas semanas que ha pedido una revisión del tratado para "aclarar ambigüedades" sobre la respuesta conjunta si las tensiones en el Mar de China Meridional se agravan.

Sobre ese asunto, Locsin comentó en la rueda de prensa conjunta que para él no es preciso revisar el tratado, ya que "en la vaguedad está la mejor disuasión".

"No creo que profundizar en los detalles sea la mejor forma de demostrar la sinceridad del compromiso estadounidense (...) Tenemos total confianza en EEUU, en palabras del secretario Pompeo y del presidente (de EEUU, Donald) Trump tenemos su respaldo", señaló Locsin.

El Tribunal de Arbitraje de La Haya atribuyó en 2016 a Filipinas la titularidad de varios territorios en esas aguas, como el atolón Scarborough o parte del archipiélago Spratly, un área de gran importancia geoestratégica y por la que circula más de la mitad del comercio mundial.

China no reconoce el fallo y continúa sus actividades militares sin que el Gobierno de Duterte haya reclamado nada, ya que el mandatario ha reorientado su política exterior hacia el "gigante asiático" a cambio de una generosa inyección de inversión y préstamos, en detrimento de su tradicional aliado estadounidense.

Pompeo y Locsin también abordaron una posible visita de Duterte a Washington, después de salvar en diciembre un importante escollo tras devolver a Filipinas tras 117 años las campanas de Balangiga, que tropas estadounidenses confiscaron en 1901 como trofeo de guerra tras masacrar ese pueblo.

"El presidente Duterte ha sido invitado muchas veces a EEUU, es consciente y siente un gran afecto por el presidente Trump", señaló Locsin, que aclaró que los detalles y fechas de la visita se acordarán después de las elecciones legislativas en Filipinas en mayo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.