EE.UU. aumenta presión a Maduro y busca formas de ingresar ayuda en Venezuela

El Gobierno de Estados Unidos incrementó hoy la presión sobre el presidente venezolano, Nicolás Maduro, al amenazar a quienes compren oro o petróleo de Venezuela, pero reconoció que su "cooperación" es necesaria para abrir un corredor de ayuda humanitaria.

Solo dos días después de sancionar a la petrolera estatal Pdvsa, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional del presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió hoy de que EE.UU. está preparado para actuar contra aquellos que hagan negocios relacionados con el oro o el petróleo de Venezuela.

"Mi consejo a banqueros, brókeres, operadores (bursátiles), intermediarios y otras empresas es que no negocien en oro, petróleo u otras materias primas venezolanas que la mafia de (Nicolás) Maduro está robando al pueblo venezolano. Estamos preparados para seguir tomando medidas", escribió Bolton en su cuenta oficial de Twitter.

El asesor de Trump no detalló en qué consistirán esas represalias ni si llegarían a imponerse sanciones secundarias a aquellas compañías que negocien con empresas controladas por Maduro, como Estados Unidos ha hecho en el caso de las firmas extranjeras que compraban petróleo a Irán.

El comercio de crudo, a través de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), y de oro son las principales fuentes de ingresos que permitirían a Maduro seguir en el poder, a juicio de Washington.

Por eso, Estados Unidos está tratando de cortar sus ingresos, mientras que a nivel internacional busca el apoyo de otros países, como Colombia y Brasil, para abrir un corredor de ayuda humanitaria.

El enviado especial de EE.UU. para Venezuela, Elliot Abrams, confirmó hoy que su Gobierno y otros países, como Brasil y Colombia, están valorando la opción de abrir un canal humanitario para hacer llegar alimentos y medicinas a Venezuela, pero reconoció que sería necesaria la "cooperación" de Maduro.

"El corredor humanitario es algo que estamos examinando, pero por supuesto requiere de la cooperación del régimen y no sé cómo de práctico sería eso. No ha sido posible hasta la fecha", dijo Abrams al ser preguntado por Efe en una comparecencia de prensa en el Departamento de Estado.

La idea del canal humanitario ha cobrado fuerza en las últimas horas y recibió hoy el respaldo del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, así como de representantes del autoproclamado presidente de Venezuela, Juan Guaidó, incluido Julio Borges, su "embajador" ante el Grupo de Lima.

En una rueda de prensa, Borges adelantó que asistirá a la reunión del Grupo de Lima del próximo lunes en Ottawa (Canadá) y pedirá a los países que lo integran la apertura "urgente" de un canal humanitario.

"Queremos poder acometer de manera urgente e inmediata la apertura de un canal humanitario en Venezuela para dar al pueblo la dignidad que merece", afirmó Borges.

Miembros de la oposición, incluido Borges, consideran que el eventual bloqueo de asistencia por parte de Maduro supondría un "punto de inflexión" para las fuerzas armadas, hasta ahora fieles al gobernante y cuyo soporte es fundamental para quien quiera ejercer el poder en Venezuela.

Uno de los objetivos de los representantes de Guaidó, explicaron en la rueda de prensa, es recuperar los activos estatales de Venezuela en diferentes partes del mundo, que estaban siendo gestionados por Maduro hasta la semana pasada y que ahora EE.UU. quiere poner en manos del nuevo presidente "legítimo".

Carlos Vecchio, máximo representante diplomático de Guaidó en Washington, dijo que quiere proteger los activos de Venezuela, incluida su embajada en Washington, de manera "progresiva".

Frente a la prensa, Vecchio presumió de los apoyos recibidos por Guaidó a nivel internacional e instó a "acelerar el paso" a la Unión Europea (UE), que pidió la convocatoria urgente de elecciones en Venezuela y que, de no ser así, ha abierto la puerta para el reconocimiento de Guaidó sin fijar un plazo concreto.

Finalmente, el Parlamento Europeo votará mañana una resolución para reconocer a Guaidó al constatar que Maduro se niega a llamar al pueblo a las urnas, confirmaron a Efe fuentes de la Eurocámara.

El 23 de enero, Guaidó se proclamó presidente interino de Venezuela al considerar "ilegítima" la toma de posesión de Maduro el día 10 y logró el apoyo de EE.UU., así como de buena parte de los países del continente americano, aunque Maduro está respaldado por Rusia, China, Bolivia, Cuba y Nicaragua, entre otros.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.