Ecuador se prepara para corridas en Latacunga, Riobamba y Quito

La afición taurina ecuatoriana se prepara para la temporada que comienza esta semana en Latacunga, provincia de Cotopaxi, y se extiende hasta principios de diciembre en Quito, con un cartel en el que figuran maestros como el peruano Andrés Roca Rey y el español Enrique Ponce.

Las plazas de San Isidro Labrador, en Latacunga, y La Belmonte, en Quito, están ya listas para recibir a los aficionados, según avanzó el empresario José Luis Cobo, propietario de la empresa Triana, una de las más activas en el sector taurino local.

En una entrevista con Efe comentó que la corrida de Latacunga será mixta e incluirá lo mejor del toreo ecuatoriano, con Álvaro Samper, primer espada nacional, como cabeza de cartel.

Junto al él estarán José Andrés Marcillo, novillero ecuatoriano que vive en España y regresa al país después de una gran temporada con 24 orejas en 14 festejos.

En esa misma ciudad del Cotopaxi, donde el jueves se lidiarán varias ganaderías en una suerte de evento previo, se celebrará la Feria de Latacunga los 24 y 25 de noviembre.

La primera jornada verá un mano a mano de revancha -el año pasado ya estuvieron juntos en esta misma plaza y Ponce realizó una faena de más categoría- en la que se medirán Roca Rey y Ponce, entre los toreros más destacados del escalafón mundial.

En la segundo, el día 25, contará en el ruedo con la participación de los españoles Antonio Ferrera y David Fandila "El Fandi", y el francés Sebastian Castella, a quien Cobo describe como "torero de llenos totales".

También Riobamba, en la provincia de Chimborazo y uno de los epicentros taurinos del país, al menos en afición, tendrá su fiesta para recordar el veinte aniversario de la reinauguración de una plaza que se ha convertido en una de las más pintorescas de América.

En cartel el próximo día 18 los toreros españoles Daniel Luque y Román Collado, y como representante local, Julio Ricaurte, uno de los nuevos valores del toreo ecuatoriano.

Espectauros, la nueva empresa, quiere devolver a Riobamba su tradición taurina de forma regular, con dos ferias al año en abril y noviembre y corridas intermitentes, todas ellas a la portuguesa, es decir, sin el tercio de espadas, sistema que se aplica desde hace cinco años.

Fue un referendo en 2011 en el que, de forma localizada, los ecuatorianos restringieron la matanza del animal en muchas ciudades, poniendo con ello fin por ejemplo a la famosa Feria de Jesús del Gran Poder, que se celebraba en la plaza Monumental de Iñaquito.

A pesar de esa restricción, hace ya unos años que el empresario José Luis Cobo ha retomado la tradición taurina en la más pequeña Plaza Belmonte, en el sur de la ciudad, y con capacidad para apenas 3.000 espectadores.

Allí se celebrarán las corridas por la fundación de Quito los días 1,2,5 y 6 de diciembre y cuyos carteles aún no se han anunciado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.