Derribo de dron de fuerzas pro Asad en Siria atiza tensión entre EEUU y Rusia

La coalición internacional liderada por EE.UU. derribó hoy un dron de las fuerzas progubernamentales sirias en una zona desértica del país, mientras que la ofensiva contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Al Raqa se ha ralentizado por la tensión entre los aliados de Washington y Moscú.

La alianza internacional explicó en un comunicado que el aparato fue abatido sobre las 00.30 hora local de hoy (21.30 GMT del lunes), tras "mostrar un intento hostil y avanzar hacia las fuerzas de la coalición" cerca del paso fronterizo de Al Tanf, entre Siria e Irak.

Un cazabombardero F-15 interceptó el avión no tripulado de tipo Shahed 129, de fabricación iraní, después de observar que avanzaba hacia una posición de la alianza.

En ese momento, la fuerzas de la coalición ocupaban un puesto de combate al noreste de Al Tanf, donde entrenaban y asesoraban a sus aliados sobre el terreno en la lucha contra el EI.

La nota recuerda que existe un mecanismo para reducir los conflictos con Rusia, valedora del Gobierno de Damasco, y que sirve para disminuir "la incertidumbre en este espacio tan disputado y mitigar los errores de cálculo".

Sin embargo, "dados los últimos sucesos, la coalición no permitirá a la aviación prorrégimen amenazar o aproximarse a la coalición o sus socios", zanjó.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, fueron rebeldes sirios respaldados por la alianza internacional quienes derribaron el dron.

Esta fuente puntualizó que la facción Comandos de la Revolución atacó un avión no tripulado iraní cuando sobrevolaba el área de Al Zakaf, donde hay un cuartel de ese grupo armado, después de que lanzara una bomba contra la base, que no explotó.

No es la primera vez que se produce un incidente de este tipo en Al Tanf, en el este de la provincia central siria de Homs y donde están desplegados efectivos estadounidenses de la coalición.

En su texto de hoy, la alianza subrayó que en ese mismo lugar otro "dron prorrégimen" fue derribado el 8 de junio.

Dos días antes, al menos 32 milicianos leales al presidente sirio, Bachar al Asad, algunos de ellos extranjeros, perdieron la vida por un bombardeo de la coalición contra el convoy en el que viajaban a 100 kilómetros de Al Tanf, de acuerdo al recuento publicado en su día por el Observatorio.

El suceso de este martes no hace más que arrojar más leña a las tensiones entre Washington y Moscú, después de que la coalición abatiera hace dos días un avión de la fuerza aérea siria en la provincia de Al Raqa, acusándolo de haber atacado posiciones de sus aliados en la zona, lo que fue negado por Damasco.

En Al Raqa, la coalición ofrece cobertura aérea a las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una agrupación liderada por milicias kurdas, que desde el pasado 6 de junio desarrolla una operación para expulsar al EI de la capital homónima de la provincia y que, según EE.UU., fue blanco del avión sirio.

Rusia anunció ayer que cesaba la colaboración con Estados Unidos para evitar incidentes en el espacio aéreo de Siria y advirtió de que cualquier avión o dron de la coalición detectado al oeste del Éufrates será seguido "en calidad de blanco" por sus defensas antiaéreas.

Desde Washington, el jefe del Estado Mayor Conjunto de EE.UU., general Joseph Dunford, respondió que su país trabajaba para restablecer las líneas de comunicación con Rusia.

Tras los últimos incidentes, la ofensiva de las FSD se ha ralentizado en la urbe de Al Raqa, reconoció el comandante del Consejo Militar Siriaco Sirio (CMSS), Kino Gabriel, cuya milicia está integrada en las FSD y está formada por combatientes asirios, grupo étnico de credo cristiano.

Gabriel dijo a Efe por teléfono que "no hay combates directos (entre las FSD y los efectivos gubernamentales) porque están lejos", pero recordó que hace dos días usaron su artillería y aviación contra las FSD.

"Hay tensión, pero no creo que vaya a más, hay que ver qué ocurre", indicó.

Por otro lado, la ofensiva contra el EI prosigue en Al Raqa, donde los combatientes del CMSS están desplegados en barrios del oeste, como Hatín, y de la periferia septentrional.

Gabriel puntualizó que los yihadistas se defienden, sobre todo, "con minas, artefactos explosivos, coches bomba y con suicidas, además de emplear francotiradores, normalmente, evitan los combates directos".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.