Creadores de sueños

creadores-de-suenos-2-759x500

Si tenemos en cuenta que el diseño es uno de los principales argumentos en la decisión de compra de un coche, en algunas marcas el principal, podemos hacernos una idea de la importancia del trabajo del jefe o director de diseño de automóviles. A lo largo de la historia han sido 'sonados' los fracasos de vehículos que no han terminado de encajar en los gustos del público, tanto de marcas generalistas como de lujo. Un solo modelo puede encumbrar la imagen de un fabricante o dejarlo muy tocado durante años. En el caso de las marcas premium y con más historia se complica especialmente, ya que mantener un estilo que identifique sus modelos y los supuestos gustos más tradicionales de la clientela limitan la creatividad. Eso sin tener en cuenta la globalización, ya que ahora los coches son prácticamente idénticos para todos los mercados y deben gustar en los cinco continentes.

Identidad visual

Un elemento distintivo en un vehículo es el frontal. Todos sabemos identificar un BMW o un Mercedes por su parrilla, una seña de identidad que forma parte de su diseño y que se ha mantenido más o menos inalterada durante décadas. Muchas marcas buscan desesperadamente ese frontal que las identifique pero que no lo acaban de encontrar (en particular las generalistas), cambiando continuamente para intentar dar con un estilo diferenciador y que se convierta en propio. Un ejemplo claro es el de una marca tan reconocida como Audi, pero que no tenía una 'cara' propia. Fue el anterior jefe de diseño, Walter de Silva, el que le dio un frontal único, su gran parrilla trapezoidal que ha sido imitada por muchos otros fabricantes.

Seguir leyendo en Código Único

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.