Costa Rica defiende en la FAO los esfuerzos para descarbonizar su economía

Costa Rica trabaja para descarbonizar su economía, incluido el sector agropecuario, en el que se eliminarán los fertilizantes dañinos, dijo hoy en Roma su vicepresidenta y canciller del país, Epsy Campbell.

La responsable costarricense intervino hoy en la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) por el Día Mundial de la Alimentación en un debate sobre el papel de las personas para proteger el planeta.

"Estamos impulsando una política que se está articulando en el plan nacional de descarbonización", lo que dará lugar a un "laboratorio" que incluirá la producción agropecuaria y buscará abolir los combustibles fósiles, explicó la vicepresidenta.

En ese ámbito, precisó que procederán a "eliminar todos los fertilizantes que puedan ser dañinos para la salud y generen alguna huella de carbono".

Campbell resaltó el impacto de algunas acciones pasadas de su país, como la aprobación de una ley de agricultura orgánica, un plan nacional de alimentación y nutrición, y un programa de comedores escolares, con el que se invirtieron 200 millones de dólares para que los niños pudieran acceder a una alimentación "equilibrada y sostenible".

Estos programas han permitido, además, "reeducar a las mujeres para evitar aquellos alimentos que generan problemas de salud", apuntó la canciller, que destacó la contribución de las mujeres en los procesos de producción agropecuaria, a pesar de que a menudo no reciben una retribución digna, y defendió las políticas públicas dirigidas expresamente a ellas.

En la charla también estuvo el activista argentino Alfredo Pérez Esquivel, premio Nobel de la Paz en 1980 por su defensa de los derechos humanos, que definió la soberanía alimentaria como la "autodeterminación de los pueblos".

"Tenemos que hablar de soberanía porque, si no, caemos en la dependencia de las grandes empresas", indicó Pérez Esquivel, quien precisó que "el pequeño y mediano productor rural está siendo castigado con el quite de las tierras, los agrotóxicos y los monocultivos", lo que destruye la biodiversidad y fomenta los conflictos.

El argentino, que integra una alianza de premiados con el Nobel de la Paz promovida por la FAO a favor de la seguridad alimentaria y la paz en el mundo, afirmó que "la paz no se regala" y el hambre "es un crimen que mata más que las guerras, pero es silencioso".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.