Comisión legislativa recomienda no retirar el fuero a presidente de Guatemala

La Comisión Pesquisidora del Congreso de Guatemala, que analizó la solicitud de antejuicio (proceso de desafuero) contra el presidente, Jimmy Morales, recomendó hoy no retirar la inmunidad del mandatario.

En una decisión de cuatro votos a uno, la comisión concluyó que Morales no debe ser investigado por financiación electoral ilícita durante la campaña de 2015, en la que su organización política, el Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación), de la que era el secretario general y representante legal, no registró la totalidad de sus gastos.

La resolución ha sido dada a conocer cuando se entregó el informe a la Presidencia del Congreso, aunque esta recomendación no es vinculante y el pleno deberá votar, durante una sesión plenaria, si retira o no el fuero al presidente después de la solicitud planteada por la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

La comisión pesquisidora, elegida en agosto por el pleno al azar, estaba formada por Luis Fernando Montenegro como presidente (Encuentro por Guatemala), Carlos Nájera de secretario y Fidel Reyes Lee como vocal I (ambos de Unidad Nacional de la Esperanza), Rudy Pereira como vocal II (del oficialista Frente de Convergencia Nacional) y el independiente Boris España como vocal III.

Precisamente Montenegro fue el que este martes entregó el informe al presidente del Congreso, Álvaro Arzú, y antes de retirarse a la sesión plenaria ordinaria indicó que el objetivo era conocer en el hemiciclo el informe este mismo día.

El diputado opositor aseguró que todo se había hecho con transparencia, al señalar que "está siendo transparente. Presentado en el Congreso y va a ser leído en el pleno".

Este no es un documento vinculante y serán los diputados con su voto (105 de los 158 necesarios) los que decidan sobre este proceso.

De acuerdo con la investigación, Morales, en su calidad de secretario general del FCN-Nación, recibió en 2015 contribuciones de forma anómala y no las registró en los libros contables de la organización política, un caso por el que varios de los grandes empresarios del país admitieron su responsabilidad.

El dinero fue utilizado para pagar a los fiscales de mesa en la primera y segunda vuelta, después de que Morales asegurara durante la campaña que no quería recibir contribuciones privadas para distanciarse de los partidos tradicionales. El aporte económico también se usó para pagar volantes y calendarios y capacitar a Morales y su vicepresidente, Jafeth Cabrera.

La suma de financiación anónima, de acuerdo con las pesquisas preliminares, asciende a un total de 7.920.375 quetzales (más de un millón de dólares) no informados al Tribunal Supremo Electoral.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.