Cara Delevinge, mucho más que una modelo

cara-delevinge-mucho-mas-759x500

Cara Delevinge fue mucho más que una modelo. Un icono para la generación millennial y para la industria de la moda en general. Hasta que un buen día decidió dejarlo todo y dedicarse al cine. Aunque su actitud sigue siendo la misma. Cara no se calla. Ni se corta un pelo. O, al revés, se rapa la cabeza al cero -como hizo en mayo por exigencias de la nueva película que está rodando, en la que interpreta a una enferma de cáncer- y eso le sirve, una vez más, para presumir de rebeldía y cuestionar los cánones impuestos. "Es agotador que te digan cómo debe ser la belleza. Estoy harta de que la sociedad defina la belleza por nosotros", escribió entonces en las redes sociales como respuesta a las críticas que estaba recibiendo.

Cara Delevinge_modelo

Tampoco ha ocultado su bisexualidad ni sus tatuajes ni sus cejas -es su sello personal- ni lo pequeña que se le quedó la profesión de modelo en 2015, con solo 23 años y después de haberlo conseguido todo. Fue entonces cuando decidió abandonar las pasarelas. Aunque hay que reconocer que empezó muy pronto: a los diez años posaba ya con el fotógrafo Bruce Weber para la edición italiana de Vogue. Ella llevaba tiempo avisando de que esto podía pasar en cualquier momento. "Lo que me molesta es cuando me llegan esos mensajes de chicas en Twitter que me dicen: 'Eres mi ídolo, de verdad te admiro'. ¿Admirarme? ¿Por qué? Y no es que protagonizar una campaña para Burberry o desfilar para Chanel no signifique nada. Es que yo sé que puedo hacer más que ser modelo", comentó.

Seguir leyendo en Código Único

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.