Campesinos se unen a equipo opositor en negociación con Gobierno en Nicaragua

El Movimiento Campesino de Nicaragua se sumó este sábado al equipo de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que mantiene negociaciones con el Gobierno para encontrar una salida a la crisis sociopolítica que afecta al país centroamericano.

El Movimiento Campesino estará presente en las negociaciones por medio de dos representantes que fueron acreditados esta tarde, informó la Alianza.

Los representantes de los campesinos son Francisco Javier Carmona Martínez y Erickson Abraham Gutiérrez Juárez, ambos integrantes del Consejo Nacional para la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía, cuyos líderes naturales son Francisca Ramírez y Medardo Mairena, ella en el exilio y él arrestado tras participar en protestas contra el presidente Daniel Ortega.

También se unieron como integrantes del equipo de apoyo en las negociaciones por parte de la Alianza los campesinos Norma Elena Lugo Rivas y Denis Alberto Zuniga Montano.

Los campesinos se unen a un grupo negociador encabezado por los presidentes de las dos principales patronales de Nicaragua, José Adán Aguerri y Mario Arana, y el director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), Juan Sebastián Chamorro.

También por el político opositor y exvicecanciller José Pallais, el académico y antiguo embajador en Estados Unidos Carlos Tünnermann, y el líder estudiantil Max Jérez.

Las negociaciones con el Gobierno se iniciaron el pasado miércoles y no han mostrado avances sustanciales desde entonces, cuando aprobaron 9 de 12 puntos discutidos, todos de forma y ninguno de fondo, según ha informado la Alianza.

Dichas negociaciones serán retomadas el próximo lunes, según las partes.

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril de 2018 ha dejado entre 325 y 561 muertos, de 340 a 777 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios.

El presidente Daniel Ortega reconoce 199 muertos y 340 detenidos, a los que llama "terroristas", "golpistas" o "delincuentes comunes".

Ortega, que lleva doce años seguidos en el poder, no acepta la responsabilidad de la crisis ni tampoco las acusaciones generalizadas sobre graves abusos de las autoridades contra los manifestantes antigubernamentales, y denuncia ser víctima de un intento de "golpe de Estado fallido".

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha dicho que el Gobierno de Nicaragua ha cometido crímenes "de lesa humanidad", mientras que la aplicación de la Carta Democrática Interamericana está en proceso en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.