Argentina confirma que aún no hay acuerdo con Odebrecht para aclarar sobornos

El Gobierno argentino confirmó hoy que, tras las reuniones de esta semana con representantes de la empresa brasileña Odebrecht a fin de esclarecer el supuesto pago de sobornos a funcionarios y empresarios locales relacionados con la adjudicación de obras públicas, aún no se ha llegado a un acuerdo.

"Nosotros convocamos a la empresa. Ellos hicieron una propuesta. Esa propuesta estaba básicamente basada en la normativa brasilera y además requiere de una participación del Ministerio Público (Fiscal). Del Ministerio Público no se tiene al día de hoy respuesta", explicó hoy el ministro de Justicia, Germán Garavano, en declaraciones a radio Mitre.

Pese a ello, destacó que la decisión del Poder Ejecutivo de tomar la iniciativa y ofrecer a Odebrecht presentar la información de que disponga a través de la Oficina Anticorrupción "ha logrado cambiar algo" en el ritmo de la causa.

"La semana pasada parecía que acá no pasaba nada", señaló, pero tras "la participación activa del Poder Ejecutivo" se hicieron "allanamientos" y "requisitorias" ordenados por la Justicia, señaló.

"Lo que se sigue viendo es si la empresa, más allá de ese avance con el Ministerio Público y en base ya a la normativa argentina, puede aportar esta información y ver quiénes fueron los que cobraron estos millones y millones de coimas, básicamente funcionarios del Gobierno anterior", remarcó Garavano.

El ministro volvió a hablar con dureza la actuación de la Fiscalía argentina, liderada por Alejandra Gils Carbó (considerada próxima al kirchnerismo) y expresó que su desempeño les genera "preocupación".

"Esto es un caso que debiera ser primariamente, como sucedió en la mayoría de los países de la región, encarado por la Fiscalía. Lamentablemente la Fiscalía, la Procuración a cargo Gils Carbó, no avanzó en este proceso", consideró.

"A partir de eso hubo una decisión muy fuerte del presidente (Mauricio Macri) de que se avance para tener información vinculada a quién cobró estos 35 millones de dólares (31,2 millones de euros) que la empresa dice haber pagado de coimas", continuó.

Además, opinó que "el Gobierno anterior" (Cristina Fernández, 2007-2015) dejó "una situación institucionalmente muy crítica" que afecta al avance de las causas de corrupción.

En Argentina, a Odebrecht se la investiga en relación a presuntas irregularidades y sobreprecios en la contratación de varias empresas por parte de la estatal AySA, la mayor compañía de servicios de distribución de agua y saneamiento, para la construcción de una planta potabilizadora en 2008.

Por dicha causa están imputados varios funcionarios de la empresa pública -como su extitular, Carlos Ben- y representantes de las contratistas, entre las que se encuentra Odebrecht.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.