Alberto de Mónaco y el presidente de Colombia visitan Ciudad Perdida

El príncipe Alberto II de Mónaco y el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, visitaron hoy Ciudad Perdida, una ciudadela precolombina en piedra enclavada en la Sierra Nevada de Santa Marta (norte), considerada la montaña más alta del mundo frente al mar.

Allí los jefes de Estado monegasco y colombiano, que vestían trajes livianos y sombrero, se tomaron fotos y departieron con las comunidades indígenas que habitan la zona.

La Sierra está coronada por los picos Colón y Bolívar, cubiertos de nieves perpetuas, que se elevan a una altura de 5.775 metros sobre el nivel del mar a solo 42 kilómetros del litoral atlántico del país.

Durante la visita del príncipe, el Gobierno colombiano firmó una nueva figura de protección para la Sierra Nevada de Santa Marta, que permitirá proteger el territorio ancestral de los pueblos Kogui, Arhuaco, Wiwa y Kankwamo.

La Sierra Nevada está catalogada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) como una de las zonas irreemplazables en el mundo, al contener un sinnúmero de especies que están amenazadas globalmente.

En la visita a Ciudad Perdida, Santos y Alberto II estuvieron acompañados de la canciller colombiana, María Ángela Holguín, y el consejero de Gobierno y ministro para las Relaciones Exteriores y la Cooperación de Mónaco, Gilles Tonelli, entre otros.

El príncipe monegasco está de visita en Colombia, en donde ha desarrollado una agenda que incluyó la asistencia a un campeonato de rugby y un encuentro oficial con Santos ayer en Cartagena.

Según la agenda, el jefe de Estado monegasco visitará mañana la isla de Malpelo, en el Pacífico colombiano, en donde estará acompañado por la viceministra de Relaciones Exteriores, Patti Londoño.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.