AI advierte sobre estrategia de represión de Gobierno de Nicaragua en crisis

Amnistía Internacional (AI) advirtió hoy sobre una "estrategia de represión" del Gobierno de Nicaragua en el marco de la crisis sociopolítica que atraviesa este país y que se ha cobrado 212 vidas en más de dos meses.

"La vergonzosa negación del Gobierno de las violaciones de los derechos humanos es parte de su estrategia de represión", dijo la directora para las Américas de AI, Erika Guevara, en una declaración escrita enviada a Efe, al reaccionar a la posición del Ejecutivo nicaragüense al informe final que presentó este viernes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la crisis en el país.

"Es vergonzoso que el Gobierno del presidente Ortega niegue lo innegable", continuó.

A juicio de Guevara, "existe una gran cantidad de evidencia, que incluye miles de testimonios, para demostrar que el Estado nicaragüense ha cometido terribles violaciones de derechos humanos y continúa haciéndolo a diario" e hizo un llamado al Gobierno a cesar la violencia "antes de que se pierdan más vidas".

El canciller de Nicaragua, Denis Moncada Colindres, tachó de "parcial" y "subjetivo" el informe final de la CIDH y aseguró que no "es política de Estado la represión de las fuerzas sociales".

"Nicaragua rechaza de forma integral el informe de la CIDH por considerarlo subjetivo, prejuiciado y totalmente parcializado", dijo Moncada Colindres durante una intervención ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington.

Moncada Colindres aseguró que el Estado trabaja para que "prevalezca la paz" y rechazó una de las conclusiones más duras que hace el informe de la CIDH, la existencia de un "patrón" de violencia contra los manifestantes por parte de la Policía Nacional en colaboración con grupos paramilitares.

"Reafirmamos que no es política de Estado la represión de las fuerzas sociales y menos el uso arbitrario de la fuerza. Rechazamos las recurrentes e infundadas afirmaciones sobre denuncias hechas contra el Estado de Nicaragua y, en particular, de la Policía Nacional, a la que alude el informe", subrayó.

De esa forma, Moncada Colindres consideró que el informe de la CIDH forma parte de los intentos que, a juicio del Gobierno de Nicaragua, se están produciendo para dar un "golpe de Estado" y forzar la renuncia del actual presidente, Daniel Ortega, que lleva 11 años en el poder.

El informe, presentado hoy, resume las conclusiones finales de la visita que la CIDH realizó al país entre el 17 y el 21 de mayo.

En ese informe, de 97 páginas, la CIDH responsabiliza al Gobierno de Ortega de graves violaciones a los derechos humanos y alerta de un "patrón" del "uso excesivo y arbitrario de la fuerza" por parte de la Policía Nacional nicaragüense en colaboración con fuerzas paramilitares.

En el informe se eleva a 212 el número de personas muertas en las protestas hasta el 19 de junio y calcula que, en ese periodo, al menos 1.337 personas han resultado heridas.

Además, según los cálculos de la CIDH, al menos 507 personas han sido privadas de la libertad registradas hasta el 6 de junio de 2018, mientras que "cientos de personas" se encuentra en "situación de riesgo" tras ser víctimas de ataques, hostigamiento, amenazas y otras formas de intimidación.EFE

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.