Activistas católicos huyen a Costa Rica por persecución de Gobierno de Ortega

Catequistas y otros activistas de la Iglesia católica están huyendo de Nicaragua a causa de la persecución del Gobierno, en medio de una crisis que ha dejado cientos de muertos en protestas contra el presidente Daniel Ortega, denunció hoy el cardenal nicaragüense, Leopoldo Brenes.

"Desgraciadamente algunos catequistas, algunos delegados de la palabra, ministros de la comunión, han tenido que salir del país", dijo Brenes a periodistas.

La Iglesia católica ha sido atacada en Nicaragua de diversas maneras tanto por Ortega como por sus seguidores, quienes incluso han agredido y causado heridas físicas a personas del clero, desde que el episcopado recomendó adelantar a marzo de 2019 las elecciones de 2021 para superar la crisis que vive el país.

"Me dolió que los señores obispos tuvieran esa actitud de golpistas", afirmó Ortega el 19 de julio, durante la celebración del 39º aniversario de la revolución sandinista nicaragüense.

A fines de julio pasado el cardenal Brenes ya había advertido de que la Iglesia estaba sufriendo persecución por abrir las puertas de sus parroquias para que los heridos fueran atendidos, o porque los sacerdotes caminaban literalmente entre las balas para impedir la muerte de civiles en ataques de policías y parapolicías.

El principal destino de los católicos nicaragüenses que abandonan su país es Costa Rica, por lo que Brenes dijo haber estado en contacto con el arzobispo de San José, José Rafael Quirós, para que les brinde su apoyo.

La religión católica es la más extendida en Nicaragua, con un 58,5 por ciento de personas inscritas en ella de una población de 6,3 millones de habitantes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.