La banca pide cambios legales para impulsar las hipotecas verdes

Una calificación energética alta solo se consigue con una rehabilitación integral, es decir del edificio en su conjunto y no de cada vivienda de forma individual. La banca reclama cambios en la Ley de Propiedad Horizontal por la que se rigen las comunidades de vecinos, para que sea más fácil que un edificio en su conjunto, y no cada vivienda de forma individual, obtenga financiación con la que llevar a cabo obras de mejora y eficiencia energética.

El sector bancario arrastra muchos años de tipos negativos

La banca reclama cambios en la Ley de Propiedad Horizontal por la que se rigen las comunidades de vecinos, para que sea más fácil que un edificio en su conjunto, y no cada vivienda de forma individual, obtenga financiación con la que llevar a cabo obras de mejora y eficiencia energética.

Europa promueve actualmente las viviendas sostenibles pero en el caso de España esto se traduce en la mayoría de los casos en la construcción de nuevos inmuebles, ya sean promociones inmobiliarias o pequeñas edificaciones de particulares.

Sin embargo, con todas estas iniciativas se avanza a un ritmo muy lento y se deja a un lado el parque de viviendas ya edificado, cuya mayor parte fue construido antes de que se fijase una normativa energética común en el Viejo Continente.

Los edificios suponen el 40 % del consumo de energía y el 36 % de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en la Unión Europea, por lo que su actualización podría ser una vía efectiva para reducir la contaminación y ahorrar energía. Por lo tanto, necesitarán una reforma en los próximos años para cumplir el objetivo de una emisión de CO2 nula en 2050.

Según expertos consultados por Efe, una calificación energética alta solo se consigue con una rehabilitación integral, es decir del edificio en su conjunto y no de cada vivienda de forma individual.

El principal problema es que la reforma íntegra de un edificio de vecinos para hacerlo más eficiente requiere en la mayoría de los casos una gran inversión, cuya financiación es además complicada.

Sin embargo, la banca se muestra dispuesta a financiar este tipo de proyectos pero advierte de que se necesitan cambios en la Ley de Propiedad Horizontal, que de momento no permite a las comunidades de vecinos recibir un préstamo con el fin de rehabilitar el edificio.

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, dijo en un acto en el IESE el pasado diciembre, coincidiendo con el final de la cumbre del clima, que un cambio de esta ley "permitiría luchar de manera muy efectiva contra el cambio climático" y sería una oportunidad para las empresas de ese ámbito.

La socia de la consultora PwC Paula Hernández explica a Efe que las comunidades de vecinos pueden recibir financiación pero solo para la conservación del edificio, sin cambiar su finalidad residencial.

Por eso considera que se debería habilitar de forma expresa en la ley que estas comunidades puedan recibir un crédito para realizar mejoras en la totalidad del edificio con el fin de que sea más eficiente y coincide en que podría hacerse mediante una reforma legislativa que ofrezca garantías a la banca.

"En una propiedad, el banco debe pensar cómo hacer para exigirle luego a todos los propietarios lo que se debe por la obra. Las deudas de la comunidad de propietarios se satisfacen primero contra los fondos de la comunidad y, luego, solo cabe la subsidiaridad de ir contra cada comunero por su cuota a parte", ha añadido.

Algunas entidades financieras ya ofrecen hipotecas verdes que ligan el tipo de interés con la eficiencia energética de la vivienda, aunque, hasta ahora, la mayor parte de estos créditos se han destinado a edificios de nueva construcción y ha dejado a un lado el parque ya construido.

La rehabilitación de un edificio, además, abarataría el gasto de las familias en energía, lo que hace que la tasa de impago del crédito sea hasta un 32 % más baja por ese menor importe en el consumo energético, según la Asociación Española de Análisis de Valor (AEV).

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.