Virgin Media reubica a 220 empleados en Escocia por plan de reestructuración

La compañía británica de telecomunicaciones Virgen Media anunció hoy que reubicará a 220 de sus trabajadores en Escocia, tras decretar una importante reestructuración que comportará la pérdida de 800 empleos debido al cierre de su centro de atención telefónica de Swansea, en Gales.

La compañía planea reducir de ocho a cuatro sus bases de atención al cliente en el Reino Unido, lo que implicará centralizar las operaciones de estos centros en Mánchester (Inglaterra).

Virgin Media ubicará a sus empresas externas en un sitio más pequeño como Bellshill, cerca de Glasgow, la capital financiera de Escocia, donde ya emplea a 295 empleados en su servicio de atención al cliente.

Escocia se convertirá así en la principal ubicación de las empresas subcontratadas por Virgin Media.

Tom Mockridge, director ejecutivo de la compañía, explicó que el año pasado se inició un programa de inversión inmobiliaria de tres años con el fin de "crear menos lugares de trabajo de mayor calidad para brindar un mejor servicio" a los clientes.

"Como resultado, planeamos invertir unos 40 millones de libras adicionales (unos 45 millones de euros) durante los próximos tres años para renovar sitios clave y adquirir otros alternativos", afirmó Mockridge.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.