Vilafranca convierte el campanario de Santa Maria en un mirador

El Ayuntamiento de Vilafranca del Penedès propone para los próximos cinco meses disfrutar de la puesta de sol con una copa de vino desde el campanario de la basílica de Santa Maria, convertido en un mirador.

El consistorio ha programado para los sábados, desde junio a octubre, visitas al campanario de la basílica de Santa Maria, convertido en un mirador, donde se ofrecerá una copa de vino mientras el visitante contemple los viñedos del Penedès a 52 metros de altura.

Al campanario se accede por una estrecha escalera en forma de caracol que conduce a varias dependencias, como la sala del Ángel Veleta u otra donde vivían los monjes responsables de hacer sonar las campanas y donde está ubicado actualmente un reloj con engranajes del 1929.

Las visitas al campanario pueden realizarse los sábados a las 20:30 horas, en junio y julio; a las 20:00 horas, en agosto; y a las 19:00 horas en septiembre y octubre, y siempre es necesario reserva previa a turisme@vilafranca.org.

El precio de la entrada, que incluye la copa de vino, es de 5 euros, y la visita es gratuita para los menores de 12 años. Además, hace falta un mínimo de 5 personas para poder llevarla a cabo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.