USO aplaude los aranceles de la UE para el acero de Brasil, Irán y Rusia

La Federación de Industria de USO ha mostrado hoy su satisfacción por la decisión de Bruselas de frenar con aranceles la compra de acero procedente de Brasil, Irán, Rusia y Ucrania porque, en su opinión, "supone un primer paso para frenar el dumping de la siderurgia de los países emergentes".

Según señala el sindicato en un comunicado, no se trata de una cuestión de proteccionismo gratuito si no de que estos países producen el acero en unas condiciones para sus trabajadores y el medio ambiente que nada tienen que ver con las que exigidas en Europa y que dejaban a las factorías españolas,como las de ArcelorMittal en Gijón y Avilés, "en clara desventaja en cuanto a competitividad de costes".

Para USO, ese acero estaba poniendo en riesgo más de 3.000 puestos de trabajo directos y toda una industria y servicios auxiliares que, en el caso de Avilés, "son el motor insustituible de toda una comarca".

La Unión Europea gravará ahora cada tonelada de acero laminado que importe de esos países con un arancel de entre 17,8 y 96,5 euros para evitar así que se venda por debajo de su coste de mercado y que se incurra en competencia desleal.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.