UPA emprenderá acciones contra Azucarera por recortar el precio de remolacha

Varias organizaciones agrarias han criticado hoy la decisión de AB Azucarera, filiar de British Sugar, de rebajar el recio de la remolacha en seis euros la tonelada, aunque ha sido UPA la que ha anunciado acciones legales por romper unilateralmente el marco legal que regula el sector remolachero.

La UPA entiende en un comunicado que con esta decisión "se dinamita una relación fructífera de acuerdos profesionales a lo largo de 30 años y, lo que es peor, se pone en peligro el presente y futuro de las fábricas remolacheras, de los propios productores, y de numerosos puestos de trabajo directos e indirectos".

Esta organización ha explicado que el recorte "brutal" del que ha informado AB Azucarera supone el 25 por ciento del pago que realizaba hasta la fecha lo que es "inasumible" actualmente por los agricultores, "dado el escaso margen de beneficio en el que ya estaban produciendo los remolacheros españoles".

UPA recuerda que la empresa Azucarera es propietaria de las fábricas de Toro, La Bañeza y Miranda de Ebro, y lamenta que lejos de mantener y fortalecer la productividad de estas tres plantas industriales asentadas en Castilla y León, se opte por "dinamitar definitivamente el futuro de un sector productor como el español, que ha sido puntero desde el punto de vista de productividad y profesionalidad en el conjunto de la Unión Europea".

Por su parte, el sindicato ASAJA ha criticado esta decisión que considera una imposición por parte de la compañía azucarera que justifica la rebaja de precios en la caída de las cotizaciones del azúcar en los mercados europeos y mundiales.

La organización agraria ha recordado que AB Azucarera firmó en el año 2015 con los representantes de los agricultores, un acuerdo por cinco años que regula las relaciones contractuales de la compraventa de remolacha en un sector que actualmente está libre de cuotas de producción por parte de la Unión Europea (UE).

Un acuerdo en el que se fijaba una oferta de precios y que sirvió para la que la Junta ofertara ayudas al cultivo y que, además, permitió incluir el cultivo de la remolacha dentro de los sectores beneficiarios de ayudas asociadas de la PAC.

"Asimismo, en este periodo la compañía ha tenido ejercicios con beneficios muy generosos, como fue el penúltimo, en el que ganó 28,9 millones de euros", ha explicado ASAJA.

"Las empresas serias que invierten en la agroalimentación no lo hacen pensando en recoger grandes beneficios en cortos plazos de tiempo, y lo razonable sería esperar un tiempo para ver la evolución de los mercados internacionales, muy volátiles", ha añadido el sindicato.

En esta línea, la organización ha recalcado que, al menos, una gran compañía debería demostrar la misma responsabilidad que han demostrado los propios cultivadores, que han cumplido con sus compromisos de siembra aún cuando las condiciones climáticas sido muy difíciles en estos últimos años.

Por todo ello, ASAJA de Castilla y León ha lamentado que Azucarera haya dado de nuevo un "paso desacertado" que tendrá consecuencias directas en la reducción de la superficie de siembra de remolacha, además de menoscabar la renta de los productores que continúen con el cultivo, y que supondrá la pérdida de empleos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.