Takata se desploma un 17,3 % ante posible mediación judicial en su rescate

Los títulos del fabricante de airbag Takata se desplomaron hoy un 17,3 % en la bolsa de Tokio tras suspender su cotización después de desvelarse que sus posibles licitadores solicitarán mediación judicial para su plan de rescate.

El precio de las acciones de Takata quedaron en los 717 yenes (5,87 euros/6,25 dólares) tras la suspensión de la cotización ante el exceso de ofertas de ventas.

La compañía sueca de sistemas de seguridad para coches Autoliv y el fabricante estadounidense de componentes Key Safety Systems, los dos principales interesados en financiar a la nipona, planean pedir mediación judicial para revisar las operaciones de Takata y acometer una reestructuración, según informó hoy el diario económico Nikkei.

Takata busca un patrocinador financiero para hacer frente a los miles de millones de costos para hacer frente al reemplazo de sus airbag defectuosos vinculados a la muerte de al menos 15 personas en todo el mundo.

Los posibles licitadores han presentado hasta ahora planes de reestructuración que requieren que el fabricante japonés se acoja a la Ley de Quiebras de los Estados Unidos en busca de protección para su unidad en el país norteamericano, pero el fabricante ha intentado encontrar mecenas de forma privada.

Aunque los fabricantes de vehículos se mostraron inicialmente receptivos ante los procesos extrajudiciales, la búsqueda de transparencia en el procedimiento y la falta de acuerdo entre los accionistas por considerar que harían frente a una carga de deuda excesiva, habrían motivado la petición, detalló Nikkei.

Autoliv y Key Safety Systems son las dos únicas empresas que siguen interesadas en financiar a la compañía nipona, aunque los candidatos eran inicialmente cinco.

Takata encara gastos multimillonarios por el defecto, entre la sustitución de los dispositivos, las sanciones de EE.UU. -donde se contabilizan 11 de las muertes- y la posibilidad de que los fabricantes de vehículos afectados por las mismas decidan no condonar parte de los costes derivados.

La avería se localiza en los infladores de los airbag (el encapsulado metálico en el que se aloja la bolsa de aire), que puede abrirse con demasiada fuerza y proyectar fragmentos a los ocupantes.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.