SLG ve "decepcionantes" las ayudas para los ganaderos y dice que falta agua

El Sindicato Labrero Galego (SLG) ha calificado de "decepcionantes" las ayudas anunciadas por la Xunta de Galicia destinadas a garantizar el suministro de agua para el ganado y ha tachado "de anecdótico" su posible impacto, no solo porque no tienen agua para dar de beber al ganado, sino por la falta de pasto recogido y ha añadido que quedan excluidas las explotaciones de autoconsumo y las que no tengan actividad comercial .

En una rueda de prensa, la secretaria general del SLG, Isabel Vilalba Seivane, ha criticado la orden publicada por la Xunta, por la que los propietarios de explotaciones podrán recibir hasta 5.000 euros para construir balsas de almacenamiento, bebederos o conducciones para el abastecimiento, siempre que no supongan una nueva captación de agua.

"Esta orden por la que llevamos esperando meses va a financiar abrevaderos cuando no hay agua", ha lamentado Vilalba, quien ha calificado de "anecdótica" esta línea de ayudas que ve "insuficiente", no solo porque no tienen agua para dar de beber al ganado, sino porque la falta de lluvias provocó una caída importante en la cantidad de pasto recogido a lo que ha sumado el problema de los incendios.

A este respecto, ha advertido de que esta ayuda "no financia nuevas captaciones de agua" lo que deja a las granjas en una "difícil perspectiva" por lo que ha pedido "un plan de choque" que garantice el mantenimiento de la actividad y, con ello, evitar que continúe la "sangría constante" de despoblación en el rural por la falta de medidas para fijar población.

El sindicato ha pedido a la Consellería del Medio Rural partidas similares a las que figuran en la orden de ayudas por los incendios forestales donde "sí se aborda la compra de forraje" así como restitución de cepas y también han reclamado una condonación de las cuotas a la Seguridad Social ante la perspectiva de falta de ingresos.

Por otra parte, el SLG ha subrayado que la realización de seguros agrarios es "un engaño" por la falta de ingresos de los agricultores y ganaderos lamentando la falta de "un plan a medio y largo plazo" por parte del Gobierno gallego para revitalizar el rural.

En esta línea, el viticultor de la zona del Ribeiro y responsable del sector de vino en SLG, Bernardo Estévez, ha manifestado su preocupación por las "cuantiosas pérdidas" en el sector, por la situación de sequía y de las heladas y ha asegurado que la actual línea de ayudas "no vale para nada", tras aclarar que en su caso no puede llegar un camión cisterna a los viñedos.

"El único plan que hay es echarnos del rural y traer minería, seguir plantando eucaliptos y pinos"; ha abundado, Samuel Formoso, un ganadero afectado de Vilar de Barrio.

Este ganadero ha advertido de que actualmente ha consumido cerca del cincuenta por ciento del forraje que tenía guardado para todo el invierno y ha cuestionado las ayudas para balsas al entender que supone un gasto extra al tener que desplazarse "diez kilómetros" cuando los pantanos están secos sumado a que "no dejan hacer pozos".

"Vamos a ser la última generación en el rural", ha vactinado Formoso, quien cree que el "único plan es echarnos del rural".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.