Sindicatos denuncian situación de Santana 6 años después de su liquidación

Cuando se cumplen seis años de la aprobación del Plan Linares Futuro con el que se cerró la planta automovilística de Santana Motor, los sindicatos denuncian que no se ha cumplido y están perdiendo la fe en que se cumpla.

Los acuerdos del Plan Linares Futuro fueron aprobados por la Junta de Andalucía y ratificados por UGT y CCOO el 14 de febrero de 2011, como alternativa al cierre de la factoría linarense, único fabricante de coches con capital netamente español.

Santana Motor desapareció tras 55 años de historia y con ella los 1.341 trabajadores con los que contaba en ese momento su parque de proveedores y que dieron el visto bueno al documento con un apoyo del 82,96 %.

El plan incluía la prejubilación de 800 personas y tenía previsto generar entre febrero y julio de 2011 más de cien puestos de trabajo y permitir el mantenimiento de otros doscientos.

Ese proyecto facilitó la salida de trabajadores, ha explicado a Efe el secretario general de la Federación MCA-UGT en Jaén, Francisco Javier Perales, y aunque preveía el acceso a cursos de formación de otros, en su mayoría no llegaron a celebrarse, al igual que la recolocación de los menores de 50 años.

En la bolsa creada para esa recolocación había un centenar de extrabajadores, apenas un 10 % encontró trabajo, y en algunos casos en condiciones "pésimas", perdiendo derechos económicos y sociales, ha añadido.

Perales ha asegurado que hoy se cumple el aniversario de la firma de un plan que al parecer la Junta ha dado por "finiquitado", pero el 17 de febrero se cumple otro aniversario "más importante" y "sangrante", el "de la foto".

Y es que tres días después de la firma los entonces consejeros andaluces de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila; de Empleo, Manuel Recio, y de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, junto a los secretarios generales de UGT-A, Manuel Pastrana, y CCOO-A, Francisco Carbonero, presentaban el plan "Linares Futuro", ante un abarrotado salón de plenos del Ayuntamiento de Linares, como un gran acuerdo.

Incluso José Antonio Griñán, como presidente de la Junta, anunció en otra visita la implantación de manera progresiva de siete empresas: Bertelsmann, Ogesa, Magtel, Telvent, Atos Origen, Rustarazo y Addendia Outsourcing, relacionadas con los sectores de la comunicación, las tecnologías de seguridad, la creación de "software factory", la fibra óptica, la maquinaria agrícola y los servicios de consultoría.

Ninguna de ellas se encuentra en la actualidad en las instalaciones y otras de las que se instalaron como CAF Santana, se han ido, en una ciudad con una tasa de paro juvenil del 50 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.