SEAT pide "cabeza" con el coche eléctrico, que tardará 15-20 años en dominar

El director general de SEAT España, Mikel Palomera, ha asegurado que el coche eléctrico todavía tardará 15 o 20 años en ser mayoritario, y por tanto, en España, gran productora de automóviles, se debe hacer la transición "con cabeza", sin pegarse "un tiro en el pie".

Palomera ha sido este miércoles uno de los ponentes durante una jornada sobre movilidad sostenible organizada en Bilbao por "elEconomista.es".

El director de SEAT ha explicado que su grupo, Volkswagen, invertirá 44.000 millones de euros hasta 2023 en el vehículo eléctrico, del que lanzará más de treinta modelos.

Según sus cálculos, para 2025 entre el 20 y 25 por ciento de las ventas serán de eléctricos puros, pero, ha matizado, el resto serán de otras alternativas.

"El coche eléctrico tiene mucho futuro, pero va a tardar entre quince o veinte años en ser el mayoritario; por tanto, hay que hacer esta transición tecnológica en España con cabeza, para que no nos peguemos un tiro en el pie", ha subrayado.

Palomero ha comentado que la mejor medida que se puede tomar a corto plazo para reducir las emisiones de CO2 es renovar el parque de vehículos, porque los modelos de combustión actuales no tienen nada que ver con los de hace diez años.

Para el futuro, ha pedido "neutralidad tecnológica", es decir, que no se apueste solo por una vía, porque "la electrificación no es la única solución y hoy por hoy no es una solución madura. En una prueba publicada esta semana, para ir de Madrid a Sevilla con un coche eléctrico han tardado doce horas".

Por ejemplo, SEAT también apuesta por los vehículos propulsados por Gas Natural Comprimido (GNC): "Su impacto de CO2 es muy similar a un eléctrico puro y te resuelve otros problemas", ya que la instalación de gasineras sería fácil, con una tecnología madura.

El director de SEAT ha advertido de que cuando se habla del impacto del coche eléctrico, hay que hablar de toda la huella medioambiental del proceso productivo.

"El coche eléctrico es una gran solución a nivel local, pero a nivel global hay que verlo desde otra perspectiva"; por ejemplo, ha recordado, "en el proceso de la fabricación de baterías se produce un gran consumo de energía, y hoy por hoy no es nada limpio. Además, no seamos "naif", se va a hacer (fabricar baterías) en países con un reglamento ambiental laxo".

Por último, ha pedido estabilidad en la legislación: "Una industria como la nuestra, con una inversión brutal, necesita estabilidad reguladora, incluidos los cambios fiscales aunque estén muy bien intencionados".

En el mismo debate, el presidente de Petronor, Emiliano López Atxurra, también ha pedido responsabilidad a los reguladores "en este momento de transición energética, y la palabra lo dice todo. Es una evolución".

En Europa, "estamos en un debate sin sentido que nos lleva a devaluar la posición de la energía, con enunciados que dicen que en 2050 vamos a tener determinado tipo de movilidad ¿Qué demonios vamos a saber? Hay que pedir responsabilidad, y que se contemple el componente industrial europeo", ha lamentado Atxurra.

En la misma línea, el viceconsejero de Infraestructuras del Gobierno Vasco, Antonio Aiz, ha abogado por "plazos para la adaptación de todas las partes", y el director del EVE, Iñigo Ansola, ha pedido "no demonizar al diesel o la gasolina".

Por último, Josu Imaz, director de negocios de CAF, ha puesto el acento en el transporte colectivo, defendiendo que la eléctrica sí es una tecnología madura: "los autobuses del grupo CAF llevan diez millones de kilómetros recorridos en modo eléctrico".

Para Imaz, se trata de algo que todavía no se asume en Europa: "El 50 por ciento de los autobuses que CAF tiene que entregar en el mundo en los próximos años son híbridos, de electromovilidad, pero en Europa solo son el 15 por ciento".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.