Rodilla desvela el ingrediente secreto para encadenar tres años de beneficios

Maria-Carceller-k0fF--620x349@abc

Grupo Rodilla va a por todas en aras de mantener la senda de beneficios que volvió a cosechar desde 2015 tras pasar por años de dificultades durante la crisis económica. La consejera delegada de la cadena de restauración, María Carceller, cree que conseguir estos números positivos ha sido posible gracias «al trabajo en equipo» y a la renovación tanto de la compañía como de la imagen de marca. La compañía, famosa por sus sándwiches, encadenaba años de pérdidas y la familia fundadora se planteaba el cierre cuando Damm se hizo con la mayoría del capital en 2012 y salvó la compañía creada allá por 1939 con la apertura de su primer restaurante en la madrileña plaza de Callao.

La expansión ha sido clave para resucitar un negocio al borde del colapso. El pasado agosto, Rodilla anunció la compra de la también española Hamburguesa Nostra, con lo que se añadieron 21 establecimientos a la red del grupo de restauración. En 2017, Rodilla facturó 111 millones de euros, un 13,7% más que el año anterior y registró 22 aperturas en diferentes ciudades españolas. «El 13,7% del crecimiento viene por el incremento de tráfico. Gran parte del éxito se debe a la campaña de rejuvenecimiento del público objetivo iniciada en 2012, captando a un nuevo segmento de clientes de 25-34 años; a la gran inversión en innovación de la carta y a nuestro plan de expansión geográfica», indica Carceller.

Además, en lo que llevamos de año se han abierto cuatro nuevos restaurantes y no está previsto ningún cierre. Rodilla sigue con la meta de seguir extendiendo su red de locales. «Tenemos intención de entrar en nuevas Comunidades Autónomas en las que no estamos, como Baleares. Estamos explorando oportunidades en ese mercado, así como de crecimiento en el Levante», puntualiza Carceller en respuesta a ABC. De momento el foco se mantiene en consolidar la expansión nacional, bien con restaurantes propios o en régimen de franquicia.

El buen resultado del año pasado también se vio impulsado por el comercio electrónico gracias a que «el ticket medio es tres veces mayor al de un consumo habitual en el establecimiento». La gran mayoría de pedidos online se realiza a última hora de la tarde, cuando los restaurantes tienen menos demanda física. Carceller lo entiende como un paso ineludible en el proceso de renovación de la compañía. «Apostamos por una experiencia de usuario que sea amigable, multidispositivo y que los servicios de entrega sean excelentes».

Lea el resto de la entrevista en ABC.es

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.