Nepal rescinde a San José el contrato para ampliar el aeropuerto de Katmandú

La autoridad de aviación de Nepal ha comunicado a la constructora San José la resolución del contrato para mejorar las infraestructuras del aeropuerto de Katmandú, así como trabajos asociados para los aeropuertos de Simikhot y Rara por incumplir ciertas obligaciones contractuales.

En una comunicación remitida por el cliente a San José el pasado 12 de diciembre, la autoridad nepalí advertía a la compañía española que en un plazo de 14 días se produciría la resolución del contrato, según ha señalado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

San José ha indicado que la cartera pendiente de ejecución del contrato al día de hoy asciende a aproximadamente 38,5 millones de euros y que de momento no está en posición de valorar el impacto que causará en sus cuentas, ya que depende del resultado de distintos factores.

Asimismo, el grupo constructor considera que los motivos alegados por el cliente para la resolución del contrato carecen de fundamento legítimo, y por ello tiene previsto poner en marcha todos los mecanismos para la defensa efectiva de sus intereses.

Con anterioridad a este anuncio, San José ha explicado que ya había trasladado reiteradamente a la autoridad de aviación de Nepal una serie de reclamaciones para que, siguiendo el mecanismo establecido contractualmente, se procediera a resolver de común acuerdo entre las partes las diferencias existentes.

La respuesta del cliente a las citadas reclamaciones ha sido la notificación de la próxima resolución del contrato, que fue adjudicado a San José el 21 de diciembre de 2012.

A finales de noviembre de 2012, San José anunció que había resultado adjudicatario de un contrato para ampliar y mejorar el Aeropuerto Internacional de Kathmandu, en Nepal, por 66 millones de euros al cambio actual (70 millones de dólares).

El proyecto, financiado íntegramente por el Banco Asiático de Desarrollo (ADB), comprendía la ampliación, una nueva iluminación de la pista de aterrizaje, la construcción de nuevas calles de rodadura de aviones, la ampliación de la zona de estacionamiento de aviones o la reforma y ampliación del la terminal.

También abarcaba un nuevo sistema de transporte de equipajes, varias obras civiles e instalaciones asociadas, así como el suministro de cierto equipamiento a los aeropuertos regionales de Rara y Simikot.

Los trabajos se esperaba que diesen empleo a cerca de 500 personas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.