Los sindicatos piden a Unilever datos de la venta del negocio de margarinas

El comité de empresa europeo de la multinacional Unilever ha instado hoy a la compañía a revelar el nombre de los interesados en adquirir la división de margarinas, cuya venta prevén que se cierre en breve.

En un comunicado divulgado hoy en España por Comisiones Obreras (CCOO), los representantes de los trabajadores han reclamado más información sobre un proceso que puede afectar a la única fábrica con la que cuenta la firma en España, en Lejona (Vizcaya).

"Para poder debatir las reivindicaciones de los trabajadores directamente con los posibles compradores y con Unilever, queremos participar en las conversaciones. Pero como no nos dicen quién es el comprador, hemos decidido hacerlo público", ha explicado el presidente de dicho comité, Hermann Soggeberg.

En su opinión, Unilever debe tener en cuenta que el comprador ofrezca un plan de negocio "orientado a un crecimiento sostenible de las marcas para ofrecer así una perspectiva de futuro a los trabajadores" y no tomar la decisión únicamente bajo criterios de precio.

En declaraciones a Efeagro, un portavoz de la empresa ha confirmado que la multinacional anunció en abril su salida del negocio de margarinas "bien a través de una venta de esta parte, bien a través de una escisión".

"El proceso de venta está progresando bien hasta la fecha. La compañía tiene un sólido historial de compra y venta de negocios de forma responsable y estamos totalmente comprometidos en apoyar a nuestra gente durante este proceso", ha defendido.

Desde la compañía, han precisado que la fábrica también produce mayonesas y que en ella trabajan cerca de 200 personas, una cuarta parte de los cerca de 800 empleados con los que según sus datos cuenta actualmente Unilever en España.

Fuentes de CCOO han señalado a Efeagro que en torno a un 20 % de la facturación de la planta de Leioa corresponde a la fabricación de margarinas, por lo que siguen de cerca el desenlace y las implicaciones de esta operación.

Han recordado, asimismo, que la compañía ha cerrado el resto de fábricas que tenía en España durante los últimos años y que a principios de siglo la plantilla rondaba las 4.000 personas.

Según el comité de empresa, Unilever se encuentra inmersa en un proceso de reestructuración que ha derivado en la venta de plantas en diferentes puntos de Europa, con la consiguiente reducción del número de trabajadores.

La firma -de origen angloholandés- recibió una oferta de Kraft Heinz valorada en cerca de 143.000 millones de dólares a principios de año, aunque sus responsables la rechazaron por considerar que este precio está por debajo de su valor actual.

Unilever fabrica y vende productos de 400 marcas a nivel mundial, entre ellas Frigo, Calvé, Hellmann's, Knorr, Flora, Skip y Dove.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.