Las opciones de dejar de fumar se multiplican por 10 con ayuda, según médicos

Las posibilidades de éxito de dejar de fumar se pueden multiplicar por diez con la ayuda de un profesional, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

El tabaco es responsable de aproximadamente 56.000 muertes anuales en España, principalmente por cáncer, enfermedad cardiovascular y por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

"Dejar de fumar es la decisión más saludable que se puede tomar en cualquier momento de la vida", señala en un comunicado el doctor Juan Antonio Riesco, coordinador del Año SEPAR 2016 de la EPOC y el tabaco.

Se calcula que el 70 por ciento de los fumadores desea dejar de fumar, pero solo el 18 por ciento pide ayuda profesional para lograrlo.

De cada cien fumadores que realizan un intento de abandono por su propia cuenta, sólo un 5 por ciento lo consigue, pero si se cuenta con la ayuda de un profesional, las posibilidades de éxito pueden multiplicarse por diez.

En el caso de las personas con enfermedades respiratorias crónicas y especialmente para los pacientes con EPOC, dejar de fumar debe ser una decisión prioritaria para frenar el deterioro de su función pulmonar y mantener su calidad de vida.

Sin embargo, hay una elevada prevalencia del tabaquismo en pacientes ya diagnosticados de EPOC, que oscila entre el 38 y el 77 por ciento.

El doctor Riesco explica que los pacientes con EPOC "consumen mayor número de cigarrillos, realizan una calada más profunda y retienen más el humo, tienen mayor dependencia del tabaco y menor grado de motivación para abandonar este hábito, todo ello acompañado por un estado de ánimo más deprimido y con una autoestima más baja".

Entre las causas que motivan la persistencia en su hábito de los fumadores y de los pacientes de EPOC se encuentra la financiación de los tratamientos de deshabituación tabáquica.

La SEPAR precisa que el apoyo a la deshabituación tabáquica sólo se hace de forma puntual y esporádica en algunos programas sanitarios de algunas comunidades autónomas.

Detalla que el Sistema Nacional de Salud no promociona la asistencia sanitaria a los fumadores para ayudarles a dejar de fumar ni financia los tratamientos del tabaquismo.

No obstante, defiende que sufragar los tratamientos para dejar de fumar, aunque solo fuera en pacientes con EPOC, supondría un importante ahorro del gasto social y sanitario que superaría los 4 millones de euros en cinco años.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.