Las lluvias causaron más de 400 desprendimientos en la red viaria guipuzcoana

Las cuantiosas lluvias caídas durante los últimos meses han provocado daños de importancia en la red viaria de Gipuzkoa, donde se han contabilizado más de 400 desprendimientos, lo que ha supuesto un desembolso extraordinario de seis millones de euros.

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, ha hecho estas declaraciones con motivo de la reapertura hoy de la variante de Eskoriatza de la carretera GI-627, que ha permanecido cortada al tráfico durante dos meses para poder ejecutar, en procedimiento de urgencia, los trabajos de renovación del sistema de desagüe.

Oiarbide ha recordado en un comunicado que las lluvias provocaron el hundimiento de esta carretera, cuya adecuación ha supuesto un presupuesto de 800.000 euros, aunque las obras tendrán una segunda parte, que se realizará mediante procedimiento ordinario, lo que supondrá una actuación total de más de un millón de euros.

La diputada foral de Infraestructuras Viarias ha explicado que todavía se están ejecutando obras de urgencia en la carretera de la costa, entre Getaria y Zumaia, y se han abordado importantes trabajos en Udana, Hondarribia, Ataun o Bergara, así como numerosas tareas de rehabilitación del firme y asfaltado en la carretera nacional N-I, principalmente.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.