Lambán destaca la "unidad" política y social ante el cierre de la térmica

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha destacado hoy la "unidad" política y de los agentes sociales y económicos tras el anuncio del cierre de la central térmica de Andorra (Teruel), para pedir que Endesa y el Gobierno central cumplan y para "reactivar la economía de la zona", un objetivo sobre el Ejecutivo aragonés mantiene contactos con varias empresas.

Lambán se ha reunido hoy en Andorra con representantes del comité de empresa de la central y después, acompañado de cuatro consejeros, con la alcaldesa de Andorra, Sofía Ciércoles, los portavoces municipales de los distintos grupos políticos y representantes sindicales y empresariales del municipio para, ha dicho el presidente, comprometerse a "trabajar con codo con codo" por este territorio.

Al Gobierno de España y a Endesa, ha asegurado Lambán, van a exigirle que "cumpla" con el territorio, al tiempo que ha resaltado que "varitas mágicas, hadas madrinas y milagros de fuera no van a producirse".

En ese sentido, ha dicho que las cuencas mineras "pueden y deben salir adelante", pero eso dependerá "del esfuerzo de todos", liderado por el Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Fomento, pero con todos los sectores representados.

En declaraciones a los medios de comunicación tras la reunión, Lambán ha subrayado que "hay que tratar de alargar la vida de la central", pero de manera simultánea hay que tomar medidas para intentar que se implanten nuevas empresas.

Así, ha confirmado "contactos ya avanzados del Gobierno de Aragón" con varias empresas interesadas en instalarse en la localidad, aunque no ha querido desvelar más.

También ha dicho que el Plan de acompañamiento que se le presentará a Endesa a partir del 10 de diciembre debe ser "muy exigente", y por tanto el Ejecutivo aragonés pedirá al Gobierno central que no lo apruebe "si no satisface las exigencias" de las cuencas mineras y de Aragón.

Entre las medidas concretas que el Gobierno ha planteado como apoyo a la zona está ampliar la residencia de mayores de Andorra, la elevación de aguas del Ebro y la implantación de un módulo de energías renovables.

Ha recordado, además, que la Unión Europea ha dotado con un plan hasta 2030 de 25.000 millones de euros, "5.000 o 7.000 de ellos ya disponibles", para la financiación de proyectos estratégicos en zonas afectadas por estos problemas. "Vamos a trabajar para tener proyectos estratégicos potentes", ha dicho Lambán, para poder optar a esta línea de inversión.

Por su parte, la alcaldesa de Andorra, Sofía Ciércoles, ha destacado también la unidad mostrada en esta reunión y el respaldo de las administraciones para "exigirle a Endesa que parte de los beneficios que se ha llevado estos años reviertan en el territorio".

Ha coincidido en la necesidad de alargar la vida de la central y de llevar a cabo mientras tanto un "trabajo conjunto para diversificar la economía" de la zona, y entre las necesidades concretas, ha insistido en que se lleve a cabo la elevación de aguas del Ebro para atraer a empresas o la A-68.

Por parte de los sindicatos, Antonio Planas, de Comisiones Obreras, ha apuntado que la reunión ha sido productiva porque todos entendían el impulso conjunto necesario para exigir a Endesa compromisos, y ha propuesto por ejemplo que la empresa lleve a Andorra una industria relacionada con los coches eléctricos.

El presidente del comité de empresa, Hilario Mombiela, ha mostrado su satisfacción por el compromiso de ir "todos a una", pero ha preguntado a Lambán por qué en España no se dan pagos por capacidad cuando en Polonia sí se hace.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.