Junta estudia un nuevo modelo de ITVs para dar mejor servicio al mundo rural

Castilla-La Mancha va a prorrogar un año la planificación de un nuevo modelo en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) a la espera de conocer la normativa estatal, que debe adaptarse a la comunitaria, y quiere desarrollar esa norma autonómica bajo la premisa de un mejor servicio a las zonas rurales.

Así lo ha avanzado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, antes de inaugurar el 25 Congreso Nacional de ITVs, que reúne en Toledo hasta mañana a 250 representantes de las oficinas de Inspección Técnica de Vehículos a través de la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV).

Franco ha explicado que es importante que Toledo acoja estas jornadas porque de esta forma se sitúa en el "foco" de la toma de decisiones relevantes relacionadas con el nuevo marco estatal legislativo que está desarrollando el Ministerio de cara a adaptarse a la normativa de la Unión Europea.

Lo que pretende la Consejería es tramitar este mes de mayo la prórroga de un año en la planificación del nuevo modelo autonómico de ITVs, ya que quizá no sea necesario esperar ese año si el desarrollo legislativo nacional es rápido pero, no obstante, es un "colchón" que permite a la Junta estudiar bien la normativa nacional y adaptarse a ella.

"Siempre intentando -ha apuntado- prestar un mejor servicio en las zonas rurales, en las zonas más despobladas, para evitar los desplazamientos de las personas a las inspecciones de vehículos, tanto agrícolas como turismos".

Otro proyecto que la Consejería quiere retomar con el sector es la informatización de su actividad en "tiempo real", partiendo de los datos que aportan las 1,6 millones de inspecciones técnicas de vehículos que se llevaron a cabo el año pasado en la región.

Según la consejera, el diálogo y la planificación con las ITVs es "importante" teniendo en cuenta la "dosis de responsabilidad social" que tienen estas empresas en cuanto a la seguridad vial y la contaminación del medio ambiente, entre otros aspectos.

La facturación de las inspecciones técnicas de vehículos en Castilla-La Mancha se sitúa en 60 millones de euros, que es el 10 por ciento del total nacional (650 millones), y en la región hay 46 ITVs (el 10 por ciento del país) que dan empleo a más de 700 familias, ha precisado la consejera.

Por su parte, el presidente nacional de AECA-ITV, Luis Gutiérrez, ha señalado que las jornadas están divididas en cuatro grandes bloques, entre ellos la nueva normativa y el control de las emisiones contaminantes.

En este sentido, ha subrayado que al sector le preocupa "muchísimo" los casos recientes de manipulación de sistemas de anticontaminación y, sobre todo, la denuncia de la Fiscalía de Medio Ambiente sobre las manipulaciones que realizan algunos talleres y que provocan niveles "altísimos" de contaminación.

Los otros asuntos que se abordarán en Toledo serán las novedades tecnológicas que se incorporan a los vehículos y la formación de los inspectores.

Según los datos que ha aportado, en España está habiendo un aumento de las inspecciones debido al envejecimiento del parque automovilístico provocado por la crisis ya que, por ejemplo, los turismos de más de diez años deben pasar la inspección cada año.

El año pasado este aumento se situó en el uno por ciento nacional y en los primeros cuatro meses de 2016 también está subiendo, en algunas comunidades incluso del 3 por ciento, lo que significa que el parque de automóviles sigue envejeciendo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.