Isolux remodela su estructura organizativa y reduce el número de directivos

Isolux Corsán ha remodelado su estructura organizativa, que reduce el número de directivos, simplifica el organigrama y refuerza la gestión de las unidades de negocio regionales después de alcanzar con sus acreedores un acuerdo de reestructuración de su deuda.

Como consecuencia, el comité de dirección del grupo ha quedado configurado por el presidente ejecutivo, Nemesio Fernández-Cuesta, el consejero delegado, Antonio Portela, los directores generales de los negocios de EPC y Planificación, Control de Gestión y Activos, Enrique Barreiro y Marta Martínez, respectivamente.

También por el director general Económico-Financiero, Ignacio Alcaraz, el director general de Recursos, Federico Ávila, y los directores de las áreas corporativas de Comunicación y Servicios Jurídicos.

Según señala la compañía, la nueva organización simplifica el esquema anterior, se adapta a la nueva dimensión del grupo, mejora la atribución de responsabilidades, concede más peso a los procesos de control de gestión y aumenta la autonomía de decisión de los responsables operativos de los proyectos.

Tras ello, las diez regiones que anteriormente configuraban el área de negocio de Ingeniería y Construcción (EPC) han quedado reducidas a seis (Sudamérica, Argentina, Europa y Magreb, Norteamérica, Asia Pacífico y Oriente Medio y África).

Esta dirección general también cuenta con dos unidades de negocio: Energía y Transmisión y Distribución e Infraestructuras.

Fernández-Cuesta ha enmarcado la reorganización de la estructura en la aplicación del plan de viabilidad que el grupo está ejecutando desde el pasado mes de junio.

En este contexto, la compañía ha comunicado esta semana a los sindicatos la puesta en marcha de un expediente de regulación de empleo (ERE) para 535 trabajadores, un tercio de la plantilla del grupo en España.

La compañía explicó entonces que la situación económica del grupo, que acumula unas pérdidas de 202 millones de euros entre 2012 y 2015, así como el "drástico" descenso sufrido en la actividad de los sectores de la construcción y la energía en España, "motivan la necesidad ineludible de reducir la estructura de las sociedades españolas con el fin de lograr su viabilidad". EFECOM

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.