Guitrans alerta de la ruina de un sector que pierde 30.000 empresas en España

La Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías por Carretera, Guitrans, ha pedido hoy la "implicación urgente" de las administraciones ante la "senda de constante ruina" que atraviesa este sector español, que ha visto desaparecer 30.000 empresas y 130.000 empleos desde 2008.

El presidente de Guitrans, Ignacio Cepeda, ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa que ha ofrecido en San Sebastián con motivo de la celebración el próximo sábado en el Palacio Miramar de la asamblea general de esta agrupación empresarial.

Cepeda ha denunciado el desamparo en el que se encuentra el sector español ante "el desembarco" de firmas de capital extranjero procedentes de Polonia, Rumanía, Chequia, Lituania o Bulgaria, que "no vienen a crear riqueza sino a esquilmar y romper el mercado".

Ha asegurado que este "dumping social" ha obligado a algunas firmas españolas a "deslocalizarse" para poder operar en el mercado nacional y europeo con unos "costes laborales y fiscales muy inferiores" ya que, por ejemplo, una firma española con cinco camiones que se instala en Rumanía ahorra al año 130.500 euros.

Cepeda ha denunciado que esta "competencia desleal" también ha provocado el cierre de numerosas empresas en Euskadi, donde se han perdido 833 compañías y 12.500 puestos de trabajo en este sector en los últimos ocho años.

Ha asegurado que esta "grave" situación persiste en este arranque de año, ya que sólo en el primer trimestre en España han bajado la persiana 800 empresas, de las cuales 30 eran guipuzcoanas.

Igancio Cepeda ha insistido en que esta "senda de constante destrucción" sólo se puede revertir "si se mejoran las condiciones de competencia para que el transporte sea una actividad rentable y si las administraciones regulan de manera contundente".

Ha opinado que este problema se agudiza en España, donde el "número de conductores de terceros países inspeccionados es muy pequeño" y no se adoptan "medidas proteccionistas" como las que ya se han implementado en países como Francia, Alemania y Bélgica.

Cepeda ha matizado que Guitrans defiende que se adopten medidas conjuntas para toda la Unión Europea, ya que las "unilaterales" por países "no hacen sino burocratizar la labor de las empresas, entorpecerla y poner en cuestión el mercado único europeo".

No obstante, ha opinado que si éstas medidas conjuntas no se materializan, el Gobierno español "no puede mirar para otro lado" y tendrá que actuar ante este "asunto preocupante".

Cepeda ha asegurado que éste no es el único problema que afecta al sector del transporte, que acumula también cuantiosas pérdidas como consecuencia de las colas de vehículos que se forman "diariamente" en el paso fronterizo de Biriatou debido a los controles policiales que se repiten tras los atentados yihadistas en Francia.

El responsable de Guitrans ha dicho que en ningún caso se oponen a estos dispositivos de vigilancia policial pero sí piden que los vehículos inspeccionados sean retirados a un lado de la calzada para entorpecer en menor medida la circulación del tráfico.

Ha precisado que en estos seis meses ha habido retenciones por controles en la frontera de Biriatou durante 143 días, unas 438 horas, y ha recordado que la Comisión Europea calcula que cada hora de retraso en cruzar una frontera supone un coste de 55 euros por camión.

Cepeda ha aprovechado su comparecencia para expresar el rechazo del sector nacional del transporte por carretera a la implantación de peajes como el que plantea la Diputación de Gipuzkoa para vehículos pesados en la carretera N-I, en el puerto de Etzegarate.

Ha insistido en que el sector paga "vía impuestos cantidades ingentes de dinero a las arcas públicas" ya que se calcula que aporta anualmente 23.000 millones de euros al Estado, de los que más de 7.000 millones corresponden a impuestos específicos.

Ha pedido que las administraciones gestionen "mejor" estos recursos "con rigor y primando la creación de riqueza y puestos de trabajo y no esquilmando a un sector cautivo de las infraestructuras".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.