Gastón, sorprendida por que la UE investigue unas ayudas diez años después

La consejera de Economía, Marta Gastón, ha mostrado hoy su "sorpresa" por que la Comisión Europea haya abierto una investigación en profundidad sobre las ayudas concedidas a las centrales eléctricas de carbón hace diez años, decisión con la que la UE "pone en duda" la concesión y ejecución de estas ayudas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la consejera ha rehusado opinar sobre el destino de estas ayudas concedidas a las centrales eléctricas de carbón a cambio de la instalación de filtros para reducir las emisiones contaminantes, y más cuando han pasado diez años desde que se concedieron.

Para Gastón, parece un "mero trámite de investigación e indagación" de ayudas de muy diversa índole.

A su juicio, la inversión no parece cuestionarse, en tanto en cuanto las adjudicatarias, entre ellas Endesa (ahora propiedad del Grupo Enel y titular de la Central Térmica de Andorra) cumplieron "todos los requisitos" fijados en 2007 y por tanto ha considerado que "no hay nada que temer" a ese respecto.

"Bruselas tiene que investigar los destinos de sus ayudas, pero no podemos ponerlos la venda antes que la herida", ha recomendado la consejera.

Será Endesa, por otra parte, la que deberá demostrar el destino de las ayudas y el Gobierno de España, por su parte, decir algo acerca de cómo ha hecho el seguimiento de las subvenciones, pero ha reiterado en mostrar su sorpresa por el tiempo transcurrido.

A la espera de que el ministro de Energía, Álvaro Nadal, se explique mañana sobre este asunto, el Gobierno de Aragón sigue "tendiendo la mano" para lograr el objetivo de alargar la vida útil de la central térmica de Andorra, que tiene fijado su cierre en junio de 2020, por decisión de la UE, si no se acometen importantes inversiones medioambientales.

La incertidumbre sigue pero no por esta nueva decisión de la UE de investigar las ayudas, sino porque Endesa aún no se ha pronunciado acerca de estas obligadas inversiones.

Y también, ha añadido Gastón, por la inconcreción de la fórmula legal elegida por el Gobierno de España para intentar evitar este cierre en 2020, en referencia al decreto que tramita el ejecutivo para ampliar las causas para denegar el cierre.

Por otro lado, Gastón ha dicho que el Gobierno aragonés es "consciente" de que el carbón tiene que acabar como fuente de energía en un momento dado, pero pide un plazo más amplio, es decir, más allá del 2020, para poder dar salidas económicas a un territorio, el de las cuencas mineras de Teruel, que es dependiente de este mineral.

Lo razonable, ha precisado, es que no se vaya más allá de 2050, en función de los estudios vigentes sobre transición energética, porque los treinta años que van de 2020 a 2050 son un plazo "más que lógico" para encontrar alternativas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.