Fortum aumentó un 31 % su beneficio por la venta de red eléctrica en Suecia

La compañía finlandesa Fortum, una de las mayores eléctricas de Europa, aumentó su beneficio neto un 31 % en 2015 respecto al año anterior, hasta los 4.142 millones de euros, gracias a la venta de su red eléctrica en Suecia, informó hoy la empresa.

Esta operación, con la que Fortum obtuvo unos ingresos extraordinarios de 6.400 millones de euros y plusvalías por valor de 4.300 millones, concluyó la desinversión de sus negocios de distribución eléctrica en los países nórdicos, tras la venta de sus redes en Finlandia y Noruega en 2013 y 2014.

La transacción permitió a Fortum aumentar un 17 % su beneficio bruto de explotación (ebitda), hasta 4.640 millones de euros, y situar su ganancia operativa en 4.245 millones de euros, un 23,8 % más que el año anterior.

No obstante, si se contabilizan sólo los negocios restantes tras la venta de la red eléctrica, Fortum sufrió una considerable pérdida de rentabilidad debido, entre otros factores, a la caída del precio de la electricidad en el mercado nórdico.

Comparando sus operaciones actuales, la compañía registró una pérdida neta de 228 millones de euros en 2015, frente a los 1.089 millones de euros de ganancia del año anterior.

De igual modo, obtuvo una pérdida operativa de 150 millones de euros, en comparación con los 1.296 millones de beneficio de 2014.

A la caída del precio de la electricidad se sumaron la debilidad del rublo, que afectó negativamente sus operaciones en Rusia, y las amortizaciones por la depreciación de su negocio nuclear en Suecia por el cierre de dos de los tres reactores de la central de Oskarshamn.

Los malos resultados afectaron también a su facturación, que se redujo un 15 % respecto a 2014, hasta los 3.459 millones de euros.

Su división de producción eléctrica, la más importante de la compañía, facturó 1.722 millones de euros, un 20 % menos que el año anterior, pese a generar un 0,4 % más electricidad, principalmente de origen hidráulico y eólico.

Este retroceso en los ingresos se debió a la caída del precio de la electricidad en el mercado nórdico, que se redujo desde los 41,4 euros por megavatio hora (MWh) en 2014 hasta los 33 euros en 2015.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.