Feria de transición en Torrelavega con menor oferta y mejoría de la leche

Feria de transición la celebrada ayer y hoy en el Mercado de Ganados de Torrelavega, con un recorte importante de la ofertas hasta los 2.058 animales -la semana anterior entraron 2.268 reses-, además de un retroceso en la comercialización de la recría pero con mejoría en la leche.

El mercado se ha visto afectado por la ausencia de compradores habituales, que ha dado como resultado una feria más lenta y trabada especialmente en la recría cruzado, justo al contrario que el sector lácteo, que ha ganado en agilidad y facilidad de tratos por la presencia de tratantes interesados en este ganado.

De los 2.058 animales puestos a la venta, 171 lo han sido de vacuno mayor, 735 de vacuno mediano, 1.124 de vacuno menor, seis de caballar mayor y 22 de caballar menor, sin concurrencia de asnal, ovino y caprino, han informado fuentes del Ferial de Torrelavega.

Por sectores, el vacuno de abasto o destinado a carne ha tenido una oferta inferior a la semana pasada y la comercialización ha distado mucho de la habitual por la ausencia de un buen número de compradores de Logroño, Huesca, Teruel y Lleida, lo que ha hecho que su desarrollo se haya alargado en exceso.

A su vez, la recría cruzada ha notado más que ningún sector la falta de compradores habituales, por lo que ha tenido un desarrollo lento y trabado, aguantando las formas el cruzado mediano, pero comercializándose de peor manera el cruzado menor, tanto los machos como las hembras.

Por el contrario, el tipo frisón o pinto se ha vendido de forma más ágil que las ultimas semanas debido a la menor presencia de ganado y la mayor actividad de los tratantes presentes, donde al menos dos de ellos han acaparado un importante número de animales.

Mientas tanto, el vacuno de producción de leche ha presentado una oferta superior a la pasada feria, aunque esta incidencia no ha sido negativa por la presencia de los compradores de Galicia y un par de ellos de Córdoba.

Con todo, se ha establecido un equilibrio entre la oferta y la demanda facilitando la comercialización en su totalidad de la oferta, con precios que han apuntado de forma ligera al alza.

Del conjunto de la oferta ha destacado una vaca de primer parto procedente de Obregón, que ha partido para Castro Rey (Lugo) en 1.700 euros, así como un lote de 14 ejemplares de primer y segundo parte adquirido para A Coruña con precios entre 1.250 y 1.600 euros.

También ha destacado un lote de tres novillas adquiridas por un ganadero de Avilés (Asturias) en 1.400, 1.420 y 1.640 euros.

Por su parte, el sector equino ha mantenido las formas ágiles y la facilidad de tratos de los últimos tiempos, gracias a la demanda de los compradores que mantiene los precios sin dificultad.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.