El Tribunal de Cuentas recomienda fijar precios máximos al agua en G. Canaria

El Tribunal de Cuentas (TC) ha aconsejado al Gobierno canario que establezca precios máximos al agua en Gran Canaria, donde en estos momentos se determinan en función de la oferta y la demanda, para contribuir a que estos tengan una mayor estabilidad.

El órgano fiscalizador del Estado hace esta recomendación en las conclusiones de su informe sobre el servicio de producción y abastecimiento de agua en Gran Canaria durante los años 2008 y 2011, que examina la actuación en este ámbito del Consejo Insular de Aguas (dependiente del Cabildo) y de nueve ayuntamientos.

"El Consejo Insular de Aguas de Gran Canaria debería impulsar ante la comunidad autónoma el establecimiento de criterios para la fijación de precios en materia de agua, con el fin de poder determinar precios máximos o de vigilancia especial para las transacciones y transporte de agua en la isla, en la que los precios se determinan en función de la oferta y la demanda en cada momento", apunta el Tribunal de Cuentas.

También aconseja realizar estudios que permitan reducir el elevado coste energético que tiene producir agua en Gran Canaria , donde el 65 % del agua suministrada a los hogares y empresas en esos cinco años se obtuvo gracias a plantas desaladoras (288,50 hectómetros cúbicos, sobre una producción total de 445,83 Hm3).

El TC constata, asimismo, que de los nueve ayuntamientos examinados, la prestación del servicio de abastecimiento de agua solo generó superávit en los cinco años objeto de estudio en uno: en Las Palmas de Gran Canaria.

En la capital, donde este servicio lo gestiona una empresa mixta, Emalsa, participada en un 66 % por capital privado, este servicio generó un superávit medio anual del 5,56 % de los ingresos.

En cambio, en el resto de los ayuntamientos fue deficitario en todos los años examinados o en algunos de ellos.

En Agüimes, los ingresos por suministro de agua solo cubrieron en ese período el 68,72 % de los costes; en Arucas, el 61,40 %, en Mogán, el 77,15 %; en Ingenio, el 76,89 %; y en San Bartolomé de Tirajana, el 94,03 %.

En Telde, se obtuvo superávit en 2008 y 2010 y déficit en el resto de ejercicios fiscalizados, con un porcentaje medio de cobertura de los costes por los ingresos en dichos ejercicios del 99,32 %.

En Santa Brígida se pasó de situación de superávit en los dos primeros ejercicios a déficit a partir del 2009, y una cobertura media de los costes del 94,07 %.

Finalmente, en Santa María de Guía de Gran Canaria solo dio superávit el primero de los ejercicios fiscalizados y la cobertura media de los costes para los años 2008 a 2011 fue de 85,44 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.