Deutsche Bank se vuelve a hundir y está en mínimos históricos

Según los analistas, los inversores temen que el plan de reestructuración puesto en marcha por la entidad no ofrezca los resultados esperados. El cambio registrado en abril en la presidencia del banco, cuando Christian Sewing sustituyó a John Cryan, no parece haber alejado la desconfianza de los inversores.

bank--644x362

Las acciones del Deutsche Bank, la mayor entidad financiera de Alemania, cayeron hoy en la Bolsa de Fráncfort a su valor más bajo de todos los tiempos al perder a primeras horas de la mañana un 4,5% y cotizar a 8,76 euros.

Con esa cotización los títulos del banco alcanzaron un valor aún peor que durante la crisis de confianza de la entidad en el otoño de 2016 cuando se temía que las sanciones millonarias de la justicia estadounidense pusieran en peligro su financiación. Posteriormente, las acciones del Deutsche Bank se recuperaron algo y a las 11.00 GMT perdían un 2,45 por ciento hasta los 8,98 euros.

Según los analistas, los inversores temen que el plan de reestructuración puesto en marcha por la entidad no ofrezca los resultados esperados. El cambio registrado en abril en la presidencia del banco, cuando Christian Sewing sustituyó a John Cryan, no parece haber alejado la desconfianza de los inversores.

Desde la llegada de Sewing los títulos de la entidad han perdido más de un 20 por ciento de su valor.

A finales de mayo el Deutsche Bank anunció que reducirá su plantilla en más de 7.000 empleados dentro de la reestructuración de su negocio de banca corporativa y de inversión.

Su beneficio después de impuestos cayó en el primer trimestre de 2018 un 79 por ciento respecto al año anterior hasta los 120 millones de euros y el volumen de negocios descendió un 5 por ciento hasta los 7.000 millones de euros.

La dirección ya ha anunciado que los resultados del segundo trimestre tampoco serán buenos.

El pasado 31 de mayo la Reserva Federal de EEUU incluyó a la filial estadounidense del Deutsche Bank en su lista de bancos con problemas y advirtió del peligro de su viabilidad financiera.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.