Defensora del Pueblo investiga queja vecinal por "abandono" de plaza del Lago

La Defensora del Pueblo ha iniciado una investigación para esclarecer los actos y resoluciones del equipo de Gobierno actual y el anterior por posibles incumplimientos en sus deberes y obligaciones de mantener y cuidar la plaza del Lago, cuyo "abandono" ha denunciado la Asociación de Vecinos del Casco Histórico.

En una carta remitida al secretario portavoz de la asociación, Luis Deltell, la Defensora ha anunciado que ha admitido a trámite su escrito de protesta y se ha comprometido a informarles de los datos que vayan recibiendo del ayuntamiento, así como de los trámites que se vayan siguiendo.

En un comunicado, Deltell ha celebrado esta decisión y espera que la Defensora "logre lo que no han logrado hasta el día de hoy" los vecinos y que el ayuntamiento "escuche y empiece a trabajar seriamente y no a través de parches" para rescatar y revalorizar la plaza y el entorno.

"Creo sinceramente que va siendo hora y ahora se abre al fin una puerta a la esperanza", ha afirmado el portavoz, que remitió un escrito el 19 de octubre de 2016 en el que describía la situación que estaban sufriendo los vecinos "desde hace tantos años".

En el texto, Deltell lamentaba que todas las plazas, parques, aceras y calles de los barrios y diputaciones, a excepción de la plaza de La Merced, van siendo reparadas cuando hay necesidad de ello y se llevan a cabo labores de mantenimiento y conservación.

En este sentido, la asociación ha denunciado que han pasado décadas y todo sigue abandonado con la excusa de una futura remodelación, por lo que muestra que los vecinos están "hartos de la pasividad política" que les ha llevado a esta "lamentable situación" de losas rotas y levantadas.

Para Deltell, no haber terminado las labores de actuación y recuperación arqueológicas no implica que los vecinos no puedan transitar con seguridad la plaza por temor a una caída debido al mal estado del pavimento.

Además, ha lamentado que se prive a los hijos y nietos de los vecinos del "disfrute" de la plaza, que se ha ido devaluando progresivamente y con ella su, en ocasiones, único patrimonio: sus casas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.