Condenan a Asociación de Criadores de Tudanca a readmitir a socios expulsados

Un Juzgado ha condenado a la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Vacuno de Raza Tudanca a readmitir a dos socios que fueron expulsados porque acudieron a una feria en contra de la decisión que se había adoptado de no acudir a estos eventos por el impago de ayudas por parte de la Consejería.

Los dos expulsados que presentaron la demanda son titulares de una pequeña explotación ganadera dedicada a la cría de ganado vacuno de raza tudanca y miembros de la asociación.

Además de anular el acuerdo de expulsión, la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, impone las costas a la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Vacuno de Raza Tudanca.

La sentencia explica que esta entidad convocó a sus socios a una reunión el 10 de marzo de 2016, y uno de los puntos del orden del día era una resolución sobre un supuesto incumplimiento de un acuerdo adoptado en una reunión anterior, sobre la asistencia a ferias.

Lo que se había decidido en esa reunión anterior era no acudir a la ferias con reses tudancas hasta que la Consejería no aceptara las condiciones de la asociación de criadores.

Esas condiciones se referían, entre otras cuestiones, al pago de ayudas, y a estos dos socios que fueron expulsados se les achacaba haber ido a una feria en San Vicente de la Barquera con posterioridad a la adopción de ese acuerdo, desoyéndolo.

Los dos socios pidieron en su demanda que se declarara la nulidad de este acuerdo de expulsión, y alegaron que no fueron convocados a esa asamblea en la que se decidió no ir a ferias, que desconocían lo que se había acordado y también las condiciones que se habían puesto a la Administración regional.

También, entre otras cosas, que solo hubo una minoría de votos a favor de su expulsión y que no hubo expediente sancionador, que no se les dio traslado y que tampoco fueron convocados a ninguna audiencia.

En la sentencia del Juzgado de Primera Instancia de Santander se dan por ciertas "todas y cada una de las omisiones" que apuntaban los expulsados en su demanda.

Así, el juez reconoce que el acuerdo de diciembre de 2015, por el que se decidió no ir a ferias, no les fue notificado a estas dos personas expulsadas, y añade que tampoco se las llamó a esa asamblea ni se les notificó ningún acuerdo que propusiera su cese como miembros de la asociación.

El magistrado también considera que en el orden del día de la asamblea en la que se trató su expulsión no figuraba este punto, y que a esa reunión asistieron personas sin identificar y que no se contabilizaron ni se identificaron los votos.

Además, señala que no hubo expediente sancionador ni audiencia a los expulsados.

El juez subraya que correspondía a la asociación demandada probar esas acciones y trámites que se echan en falta, y afirma que no lo ha probado debidamente. Agrega que tampoco se niegan estos extremos en la contestación a la demanda.

La sentencia recoge que no se abrió expediente disciplinario, y que la asociación aporta como prueba documental unas notificaciones de alegaciones a los socios expulsados "que son posteriores a la asamblea donde fue tomada la decisión" de echarlos.

"Hay dos actas sobre la misma reunión de contenido diferentes y no hay explicación. Todo parece indicar que se redactan ex profeso para aportarlas al procedimiento", asevera el juez en su sentencia.

Indica que el interrogatorio al presidente de la asociación no aporta nada, y que además este hombre admitió que "hubo que hacer otra asamblea para rectificar las cosas que se hicieron mal en la primera".

El magistrado entiende que esto supone un reconocimiento de las irregularidades cometidas, y establece que con la expulsión de estas personas se vulneraron los estatutos de la asociación, y también la ley y el derecho de asociación.

También dice que se faltó al respeto de los principios constitucionales de audiencia y defensa que necesariamente rigen todo proceso sancionador, y señala que el acuerdo de expulsión tampoco estaba motivado.

Aunque contra la sentencia cabía interponer recurso, fuentes del procedimiento han explicado a Efe que ya ha expirado el plazo para apelar.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.