China niega que su exceso de capacidad industrial dañe a la economía global

El Gobierno chino negó hoy que los excesos de capacidad de producción de su industria pesada estén dañando a la economía global, tal y como defienden informes como el presentado esta semana por la Cámara de Comercio de la Unión Europea en China.

Una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunying, dijo hoy, en una rueda de prensa en Pekín, que el exceso de capacidad "sólo es un fenómeno que acompaña la reestructuración económica" del gigante asiático.

"Me pregunto cómo se llegó en este informe a la conclusión de que China está causando estragos en la economía global. Al contrario, después de reestructurar su economía, China ofrecerá más impulso y más fuerte, a la economía global", afirmó Hua en referencia al documento publicado el lunes por la agrupación empresarial de la UE.

En su estudio, la Cámara de Comercio comunitaria constató el desfase entre la capacidad de producción y la producción real de la industria china y alertó de su impacto "destructivo" tanto para la economía global como para la nacional.

El presidente de la Cámara, Joerg Wuttke, también puso en cuestión el lunes, en la presentación del informe, que la iniciativa de la Ruta de la Seda lanzada por Pekín para estrechar sus vínculos económicos con Asia vaya a servir para aliviar los problemas de exceso de capacidad de la industria china.

En respuesta a estas palabras, la portavoz del Ministerio chino de Exteriores reivindicó hoy que el gigante asiático sí puede dar salida a parte de su capacidad productiva sobrante bien a través de la Ruta de la Seda o bien a través de la cooperación internacional con otras regiones.

"No se trata sólo de reducir las cargas de un país para aumentar las de otros. Lo más importante es reforzar la cadena industrial y la cadena de oferta para liberar más espacio y potencial para el desarrollo", indicó Hua.

Varios países desarrollados, incluidos Estados miembros de la UE, han mostrado interés en cooperar con China en esta materia, recordó la portavoz de Exteriores.

"Creemos que podemos combinar la fortaleza de la industria manufacturera de China con las altas tecnologías de los países desarrollados, así como con la demanda de los países en desarrollo, para conseguir una cooperación de beneficio mutuo e inyectar un nuevo estímulo a la economía global", dijo Hua.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.