Cerca de 500 personas protestan en La Bañeza (León) contra impuesto azúcar

Cerca de 500 personas se han concentrado hoy en La Bañeza (León) para protestar contra el anuncio del Gobierno para implantar un impuesto a las bebidas carbonatadas y azucaradas con el pretexto de luchar contra la obesidad infantil.

Con el lema "El azúcar alimenta, no mata", vecinos, remolacheros y trabajadores de la azucarera bañezana se han concentrado en contra de lo que consideran una "medida meramente recaudatoria".

El secretario sindical de UGT en el Comité Intercentros de Azucarera, Francisco Fernández, ha advertido de que este nuevo gravamen "dañará al mundo rural y a un sector como el remolachero que es el sustento de cientos de explotaciones agrarias".

Fernández ha apuntado que la intención del ministro Montoro es recaudar con el nuevo impuesto 200 millones de euros "a costa de repercutirlo en el empleo en la industria transformadora y en la agricultura".

Asimismo, ha destacado que el momento elegido para implantar esta medida es "delicadísimo, cuando el sector remolachero y azucarero afronta el reto de sobrevivir en las mejores condiciones posibles ante el fin de la regulación del sector, con la eliminación de las cuotas".

Una situación a pesar de la cual plantas molturadoras como la de La Bañeza "están creciendo y tienen planes para expandir las hectáreas de cultivo de remolacha, unos planes que se pueden ver truncados con este impuesto".

El sindicalista ha adelantado que seguirán con su campaña contra el gravamen para lo que se entrevistarán en próximas fechas con los alcaldes de Benavente (Zamora) y Miranda de Ebro (Burgos), dentro del conjunto de contactos que se están manteniendo en todas las localidades donde existen centros de producción azucarera.

"El objetivo es hacer un frente común para lo que también estamos manteniendo contactos con distintas formaciones políticas y para lo que contamos con el apoyo de la Junta de Castilla y León que ya se ha mostrado contraria a la implantación del impuesto", ha explicado Fernández.

En la concentración de protesta también ha participado el alcalde de La Bañeza, José Miguel Palazuelo, quien han recordado el momento delicado que atraviesa el sector azucarero ante la liberación del cultivo de la remolacha y las dificultades para conseguir el mantenimiento del cultivo.

A juicio del regidor, "no es el mejor momento para plantear una medida que se ha tomado sin reflexionar y que bajo la excusa de la salud sólo tiene un afán recaudatorio".

En este sentido, Palazuelo ha abogado por la educación para luchar contra la obesidad infantil y no con impuestos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.