Agricultores protestan por la oleada de robos en el campo y exigen soluciones

Agricultores de Navalvillar de Pela (Badajoz), representantes municipales, de organizaciones agrarias y otros colectivos se han concentrado hoy frente a la Delegación del Gobierno para protestar por la oleada de robos que está sufriendo el campo extremeño y piden medidas para acabar con este problema.

El acto ha contado también con la participación de agricultores y representantes de La Nava de Santiago (Badajoz), otro de los municipios pacenses más afectados por las sustracciones de aceitunas.

Durante la concentración se ha leído un manifiesto donde los agricultores han pedido más apoyo para "acabar con esta lacra" que está generando una "gran pérdida económica".

El alcalde de Navalvillar de Pela, Francisco Javier Fernández, y los máximos responsables de las organizaciones agrarias UPA-UCE y COAG en Extremadura, Ignacio Huertas y Juan Moreno, respectivamente, son algunos de los que han participado en esta concentración.

El secretario regional de UPA-UCE ha asegurado que los agricultores extremeños han perdido más de un millón de euros por los robos en el campo solo durante la actual campaña de aceituna.

Huertas ha manifestado que los continuos y constantes robos en el campo extremeño se han convertido en el "principal problema" que están teniendo segmentos como el de la aceituna durante la campaña 2015-2016.

"Cuando se detiene a quienes roban no ocurre absolutamente nada, por lo que el problema se repite al día siguiente, -ha dicho- y por tanto ha de darse una solución a medio y largo plazo a esta situación".

Esta solución pasa, desde su punto de vista, por que la seguridad en el campo sea un tema "público" que permita disponer de más efectivos de la Guardia Civil para controlar los robos en el ámbito rural; medidas que se deben instaurar de forma "permanente", y no solo durante una determinada campaña.

Se pide también una reglamentación donde se aborden estas situaciones, que regule tanto los puestos de la campaña como la "trazabilidad" del producto, para evitar así los continuos "blanqueos de aceituna".

Según Huertas, el mundo rural extremeño se siente hoy "desatendido" por el Ministerio del Interior y por la Delegación del Gobierno en la comunidad, los "responsables" de la seguridad del campo en la región.

Tanto Ignacio Huertas como Francisco Javier Fernández han insistido en que estas situaciones de robos se están produciendo de forma constante en Navalvillar de Pela y La Nava de Santiago, y que ello representa una "amenaza constante" para la subsistencia del mundo rural.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.