Afectados por Nueva Ley del Taxi piden fondos europeos para salvar al sector

La Plataforma de Afectados por la Nueva Ley del Taxi ha reclamado que se tenga en cuenta al sector del taxi para las ayudas y proyectos europeos destinados a movilidad y eficiencia energética en la Comunitat Valenciana y poder así salvar al sector.

Miembros de la junta directiva de la Plataforma, encabezados por su presidenta, Isabel Segura, se han reunido hoy con el director general de Financiación y Fondos Europeos de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, Andreu Iranzo, para transmitirle su preocupación por la aplicación de la nueva Ley del Taxi.

Según ha informado la plataforma en un comunicado, a la reunión han acudido acompañados por los presidentes de la Asociación Gremial del Taxi de Valencia, Ismael Arráez, y de la Cooperativa Valenciana de Taxistas, José Pedro Pérez, para reflejar la "unión actual de la mayoría del sector por buscar salidas y financiación para darle un futuro al taxi".

Los afectados por la nueva normativa han advertido que su aplicación obligará a cientos de taxistas a adaptar sus vehículos en menos de tres meses si no quieren perder sus licencias.

Tras la reunión mantenida con la directora general de Relaciones con la Unión Europea el pasado noviembre, ahora la Plataforma da un paso más y ha solicitado a Iranzo que se tenga en cuenta el sector del taxi para las ayudas y proyectos europeos destinados a movilidad y eficiencia energética en la Comunitat.

El director general de Financiación y Fondos Europeos ha transmitido al colectivo de taxistas su compromiso de estudiar el caso y ver la posibilidad de que por medio de los Fondos FEDER, vía eficiencia energética, se pueda intentar buscar financiación para ayudar a los cientos de taxistas a comprar coches eléctricos como les obliga la Nueva Ley del Taxi.

Asimismo, Iranzo ha transmitido que si, por medio de los fondos europeos, la comisión no contempla ayudas para vehículos privados que ejercen un servicio público como así definen al taxi, verán la forma de que el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace), por la vía de reducción de gases y eficiencia energética, pueda otorgar esta ayuda a pymes al taxi como colectivo.

Tal como transmitió Segura al responsable de la Generalitat, "el problema radica principalmente en que no se considera al taxi como un servicio público y esto complica a nivel europeo la petición de ayudas destinadas a este fin para los taxistas que, una vez más, pierden sus derechos por una mala decisión política".

Durante la reunión, la presidenta de la Plataforma también ha trasladado al responsable de la Generalitat de Fondos Europeos que la nueva Ley del Taxi va en contra de las normas que marca la Unión Europea en materia de movilidad y medio ambiente.

Ha explicado que la ley "obliga a los taxistas con más de una licencia a deshacerse de sus nuevos vehículos híbridos, poco contaminantes cuya inversión todavía están pagando, y adquirir coches diesel para personas con capacidad de movilidad reducida cuando en breve Bruselas los va a prohibir por su alta contaminación".

"El importante esfuerzo que el sector del taxi ha realizado durante estos últimos años en València, para ser más respetuosos con las emisiones de CO2 y para cumplir con la normativa europea, no ha servido para nada, únicamente para hipotecar de por vida a muchas familias que viven del sueldo del taxi", ha lamentado.

Segura ha concluido que "en este momento es alarmante el futuro del sector para todos, no sólo para los taxistas con más de una licencia, sino también para los autónomos y parece que a los políticos no les importa acabar con este servicio tan necesario".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.