Abanca prolonga su asedio al bastión de Liberbank

El banco de Juan Carlos Escotet, tras renunciar a la compra de la entidad que lidera Manuel Menéndez, mantiene una campaña el doble de agresiva en Asturias

De_las_cajas_a_Abanca_0

Cuando los periodistas comencemos a publicar los tradicionales resúmenes del año en las dos próximas semanas, en la cabecera de las operaciones frustradas aparecerá la fusión de Liberbank y Unicaja. La ruptura de las negociaciones entre los dos bancos estuvo marcada por la irrupción de Abanca, que renunció a lanzar una oferta de adquisición sobre Liberbank, pero no así a crecer en sus áreas de influencia.

Así, el banco de Juan Carlos Escotet lleva meses buscando ganar cuota en Asturias, madre patria de Liberbank y de su consejero delegado, Manuel Menéndez. Para ello, el banco gallego ha ido un paso más allá en la campaña de captación de clientes vinculados a través de recompensas en efectivo por la domiciliación de nóminas y, en el caso concreto de Asturias, ofrece una retribución que es el doble que en otras comunidades autónomas.

En concreto, 'paga' hasta 300 euros a aquellos asturianos que abran una cuenta con ingresos recurrentes, frente a los 150 euros que ofrece en el resto de España y los también 150 que oferta Liberbank.

Seguir leyendo en EconomíaDigital

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.