Empresas del IBEX

Bankia apunta a provisiones récord por la alta morosidad

Bankia apostaría por fuertes provisiones para cubrirse de los impagos por el coronavirus, potenciados por su fuerte exposición a la morosidad

Bankia apunta a provisiones récord para hacer frente a la posibilidad de un incremento considerable de los impagos debido a la fuerte exposición de la entidad a la morosidad en parcelas como las hipotecas a causa del coronavirus.

¿Qué más leer?

CaixaBank reduce su dividendo y Bankia suspende el extraordinario para protegerse del coronavirus

Las solicitudes de moratoria hipotecaria y moratorias en créditos a empresas o al consumo tendrían un impacto mayor en las cuentas de Bankia respecto al resto de sus pares en España.

Por ello se descarta que las provisiones de la entidad sean superiores al global de las realizadas el curso pasado, 173 millones en total.

Sin tener en cuenta las provisiones, el mercado ya espera que los resultados de enero a marzo de Bankia ronden el 40% de caída respecto al mismo periodo del curso anterior, sobre los 120 millones de euros.

De este modo, la posibilidad de que Bankia arroje unos resultados trimestrales negativos está sobre la mesa si se tiene en cuenta que el cuso pasado ganó un 23% menos por las provisiones realizadas para poder vender los activos morosos que aún acumulaba de la crisis.

Respecto a los márgenes de intereses, el neto se espera que se quede por debajo de los 500 millones de euros, y el bruto no llegará a los 800 millones.

Controlar la morosidad

El control de la morosidad se antoja fundamental para que Bankia solvente esta crisis y más tras los reales decretos aprobados por Moncloa en los que se extiende la moratoria en las hipotecas y en los préstamos al consumo, sin contar las posibles pérdidas de calificación que podría sufrir el banco por estos motivos.

La tasa de morosidad se rebajó del 6,5% al 5% a cierre del pasado año gracias a las provisiones, consiguió reducir sus activos dudosos hasta los 8.350 millones de euros, desde los 10.878.

Un aspecto que también favoreció que incrementase su ratio de solvencia, el conocido como CET 1 “fully loaded”, en 63 puntos básicos hasta el 13,02%.

Uno de sus grandes puntos a favor son la contención de costes, parcela que ahora tendrá que exprimir al máximo por la nueva crisis para mejorar el resultado “core”, el puramente bancario que muestra la eficiencia de una entidad, alta en el caso de Bankia.

La bala del dividendo

El Banco Central Europeo (BCE) recomendó a las entidades financieras que suprimieses sus retribuciones a los accionistas para cubrirse y poseer la mayor liquidez disponible para navegar en esta crisis y ofrecer mayores créditos a sus clientes.

¿Qué más leer?

Bankinter hará nuevas provisiones tras suspender guías y dividendo

Banco Santander suprimió sus dividendos de 2019 y 2020, Bankinter eliminó el del primer semestre y dejó para octubre la próxima decisión al respecto y Caixabank redujo los de 2019 y 2020.

La situación de Bankia es compleja puesto que debe devolver en forma de dividendo 2.500 millones de euros de exceso de capital para devolver las ayudas estatales, pero la entidad apostó por suspenderlo con motivos del Covid-19.

El presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, aseguró que dicho pago se efectuaría este año independientemente de los resultados.

Continúa el debate de una fusión

Y no confía por hechos como que el banco no cumplirá con su objetivo del plan estratégico de llevar al beneficio a los 1.300 millones de euros para este curso.

¿Qué más leer?

Banco Santander provisiona más que la banca estadounidense

El debate sobre una fusión con otra entidad centrará también el debate sobre los resultados. Bankia siempre ostenta la etiqueta de favorita para una operación corporativa con novias como BBVA o Sabadell.

Los tipos de interés al 0%, lo que más daña los resultados de Bankia por su modelo de negocios crediticios, hace que siempre se mencione a la absorción de Bankia por otra entidad como vía para mejorar la rentabilidad de un banco también muy presionado por los márgenes.

El coronavirus podría dar el último empujón a la concentración del sector bancario en España y Bankia podría ser la primera de la lista, aunque Goirigolzarri fue muy claro en la presentación de resultados anuales: “No contemplamos nuevas operaciones corporativas. No las tenemos debajo, ni encima de la mesa, ni el cajón ninguna operación”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.