Economía y política

La pandemia prepara una emboscada en el frío invierno de Rusia

Los casos de Covid-19 vuelven a batir récords en Rusia, pero esta vez la mayoría de los contagios se producen fuera de Moscú

El presidente de Rusia, Vladimir Putin / EFE
El presidente de Rusia, Vladimir Putin / EFE

Las infecciones por coronavirus están volviendo a batir récords en Rusia, la quinta nación más afectada del mundo en términos absolutos. Esta vez, las provincias son las más afectadas, con casi tres cuartas partes de los nuevos casos registrados fuera de Moscú. Informes preocupantes sugieren que algunas áreas se  están quedando sin camas, médicos e incluso oxígeno.

¿Qué más leer?

Sputnik V. Rusia sigue adelante con su vacuna a pesar de los efectos secundarios

Esta última ola se está convirtiendo en una seria prueba para la administración del presidente Vladimir Putin. El Kremlin delegó el manejo de la pandemia a las autoridades locales, mal equipadas para ello, y ahora el número de casos está presionando a un sistema que ha centralizado el poder y los recursos durante gran parte de las últimas dos décadas. 

La primera ola nunca se fue

Al mismo tiempo, la primera vacuna Covid-19 aprobada en Rusia, un golpe efecto total, ha tenido problemas de producción.

Inicialmente, Moscú fue el foco del brote de Rusia. La ciudad cuenta con hospitales de clase mundial bien equipados. Su alcalde reaccionó  rápidamente e impuso estrictas medidas de confinamiento local. Eso facilitó la justificación de una rápida relajación de las restricciones en mayo y probablemente ayudó a que la economía de Rusia lo hiciera mejor de lo que se temía.

Sin embargo, no tomar medidas drásticas de manera más amplia durante más tiempo significó que el número de casos nuevos se mantuvo alto durante el verano, nunca demasiado lejos de los 5,000 diarios, incluso en su nivel más bajo. 

La primera ola nunca se fue. Simplemente se convirtió en una segunda ola más complicada.

¿Qué más leer?

Cómo Rusia acortó los plazos para proclamarse ganadora en la carrera por la vacuna Covid-19

Las infecciones ahora están afectando a Rusia donde más le duele, en regiones a menudo distantes con servicios deficientes de médicos de atención primaria y comodidades técnicas modernas. 

Las tasas de infección se aceleran

La república de Altai en el sur de Siberia, el distrito rico en petróleo de Yamalo-Nenets en el extremo norte y Kalmykia en el suroeste están más afectados que la capital. Las tasas de infección se aceleran en dos quintas partes de las 85 regiones del país, y la mayoría, como la república de Altai, experimentan tasas de infección mucho más altas que en la primavera, lo que incluso representa un aumento de las pruebas. 

Por ahora, la mayoría han puesto en marcha modestas restricciones  para combatir la propagación.

Algo de esto puede haber sido inevitable. El contagio está aumentando en toda Europa en medio de un clima más frío, y las tasas de infección son mucho peores; Francia, golpeada por una brutal segunda ola, ha superado a Rusia para convertirse en el cuarto país más afectado del mundo y está reportando cifras récord ncluso después de un nuevo cierre nacional.  

Crisis de capacidad y de gobernanza 

Pero la crisis actual de Rusia también es de capacidad y gobernanza, ya que las regiones se han quedado sin suficientes medios fiscales y administrativos para hacer frente. No ayuda que la mayoría de los gobernadores estén respaldados por el Kremlin, marcados por lealtad en lugar de experiencia. 

Las debilidades del sistema hipercentralizado de Rusia quedan al descubierto. Sin una inoculación rápida, restricciones más estrictas o una recuperación milagrosa de los precios del petróleo, el invierno puede resultar demasiado doloroso para el país.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses