Economía y política

La EPA antes del coronavirus. Las empresas de menos de 10 trabajadores crean el 40% de empleo

Son datos previos a la aparición del coronavirus que confirman que las grandes generadoras de empleo serán también las que más sufran sus efectos

Los últimos datos de empleo antes del covid-19

El promedio de personas ocupadas en el año 2019 fue de 19.779.3002, lo que supuso un incremento de 451.600 respecto a 2018, según la estadística de la Encuesta de Población Activa (EPA), que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Atendiendo al tamaño del establecimiento o centro de trabajo, el número de ocupados aumentó en los pequeños y se redujo en los grandes, lo que refleja que son las pequeñas y medianas empresas las grandes generadoras de empleo en España. 

Así, creció en 454.300 personas en los de 1 a 10 trabajadores y en 167.200 en los de 11 a 49 trabajadores . Por el contrario, bajó en 120.800 personas en los establecimientos de 250 o más trabajadores, y en 54.400 en los de 50 a 249. A finales de abril se publlicará la estadística correspondiente al primer trimestre del año.

Es de esperar que estos datos cambien drásticamente, con una mayor destrucción de empleo en las pequeñas empresas y una bajada contenida en las grandes.  

El porcentaje de ocupados que trabajó en establecimientos de hasta 10 trabajadores aumentó hasta el 39,4%, frente al 38,0% de 2018. Por el contrario, en los centros de 250 y más trabajadores se redujo al 12,5%, desde el 13,5%.

Teletrabajo, una minoría antes del coronavirus

El número de asalariados contratados a través de una empresa de trabajo temporal (ETT) fue de 682.100 en 2019. Supuso el 4,1% del total (3,9% en 2018). Por su parte, 325.300 asalariados (el 2,0% del total) obtuvo su empleo con la intermediación de una oficina de empleo pública.

En 2018 el porcentaje fue del 2,1%. El 90,7% de los ocupados no trabajó ningún día en su domicilio particular, frente al 91,5% de 2018. Un 4,8% trabajó en casa más de la mitad de los días (4,3% en 2018) y un 3,5% lo hizo ocasionalmente (3,2% en 2018).

El 36,9% de los ocupados trabajó al menos un sábado al més, cinco décimas más que 2018.

Las personas desempleadas en 2019 procedían, en su mayoría, de situaciones previas de empleo. Así, de los 3.247.800 parados de media, 2.931.900 habían trabajado anteriormente.

El principal motivo de haber dejado su empleo fue la finalización del contrato, que afectó a 1.635.900 parados con empleo anterior (el 55,8% del total, frente al 53,4% de 2018).

En valores absolutos, los parados que dejaron su último empleo hace tres años o más disminuyeron hasta 700.800 desde los 803.000 de 2018. Esta fue la categoría que más descendió en 2019, pasando a representar el 23,9% del total de parados con experiencia laboral, 1,6 puntos menos que en 2018. 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses