UGT pide que aumenten las partidas para el plan de Zonas Rurales Deprimidas

La Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT de Castilla-La Mancha ha pedido hoy al Gobierno central que aumente las partidas presupuestarias para el Plan Especial de Empleo en Zonas Rurales Deprimidas, cuyas cantidades no se han incrementado desde 2011.

En una nota de prensa, FICA-UGT ha reclamado que se incrementen las partidas destinadas este plan especial de empleo, porque además de que no ha habido aumentos desde 2011, este año en principio solo se cuenta con el 80 % del presupuesto que estaba destinado a este plan especial de empleo, porque no están aprobados los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017.

Por ello, la dotación presupuestaria para su desarrollo en Castilla-La Mancha es de 7.411.247,08 euros, lo que supone 1.852.811,77 euros menos que en 2016, cuando contó con una consignación de 9.264.058,85 euros, ha apuntado el sindicato.

Por este motivo, el vicesecretario general de FICA-UGT, Antonio Laín, ha expresado su rechazo a la dotación presupuestaria para 2017, en la reunión que ha mantenido hoy la comisión regional de seguimiento del plan especial de empleo en la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha.

Laín ha criticado: "Se sigue obviando la necesidad de aumentar las partidas presupuestarias para Castilla-La Mancha, en todas sus provincias, puesto que hoy en día hay más trabajadores afectados por este plan que en años anteriores".

Además, ha advertido que como ha subido el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) habrá menos trabajadores que se puedan beneficiar de este plan, ya que subirán los costes sociales, con lo que bajará la cuantía restante para contratar.

Esta circunstancia "nuevamente viene a decirnos que es muy necesario incrementar la dotación presupuestaria", ha remarcado Laín, que ha asegurado: "En esto, la Delegación ha mostrado su consonancia con nuestra propuesta".

Asimismo, ha recordado que muchas de las personas que en su día abandonaron el empleo agrario para mejorar sus condiciones laborales, "desde hace unos años han tenido que volver por culpa de la crisis".

En este sentido, ha abogado por desarrollar un nuevo plan, "con mejora de criterios y mejoras salariales para las trabajadoras y trabajadores afectados".

Según los datos aportados por la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, la propuesta para el desarrollo del plan en 2017 en Castilla-La Mancha asciende a 9.264.065,85 euros, de los cuales 2.908.174,71 corresponden a la provincia de Ciudad Real; 2.031.093,47 euros a la de Albacete; 1.322.513,11 euros a la de Toledo 1.109.465,79 euros a la de Cuenca y 40.000 a la de Guadalajara.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.