Trabajadores Manpower y empresa intercambian ofertas sin acercar posturas

Los trabajadores de Manpower Group que prestan servicios de atención al público en el Museo de Bellas de Bilbao presentarán a su empresa entre hoy y mañana una contraoferta de subida salarial y convenio en la que mantienen sus pretensiones salariales, muy alejadas de las ofrecidas por la compañía.

Así lo ha revelado hoy en declaraciones a los medios Juan Jose Capetillo, portavoz de los empleados de Manpower cuando se cumplen hoy 37 días de huelga sin que se atisbe una pronta resolución al conflicto laboral que ha obligado a mantener cerrada al público la pinacoteca bilbaína y la exposición principal del verano, dedicada a la cultura hiperrealista.

Capetillo ha precisado que las negociaciones con los responsables de Manpower se encuentran estancadas, aunque no rotas, tras rechazar la asamblea de trabajadores la semana pasada aceptar la oferta de la empresa de convenio colectivo para tres años en la que se les proponía una subida de 0,25 céntimos de euro la hora trabajada para este año y el próximo.

El representante sindical de los huelguistas ha afirmado que los trabajadores se mantienen firmes en su reivindicación de una subida salarial de 1.200 euros netos al mes por 14 pagas al considerar que es el salario mínimo decente para la labor que desempeñan, aunque ha mostrado su disposición a ser "flexible" para alcanzar este tope salarial a lo largo de los próximos tres años.

Para ello, en la contraoferta que presentarán en las próximas horas a la empresa, propondrán subidas escalonadas a lo largo de este año, el próximo y 2018, que serían del 40 % de la diferencia entre lo que cobran actualmente y los 1.200 euros reclamados para 2016 y otro 40% para 2017, y el 20 % restante, en 2018, ha adelantado Capetillo.

Ha afirmado, respecto a esta reivindicación salarial que "no creo que nadie me pueda decir a la cara que pedir 1.200 euros es una exageración para una persona que trabaja 40 horas a la semana de lunes a domingo y festivos, que tiene un valor añadido".

"Esta cifra es el mínimo que consideramos un sueldo decente, por lo que esa cifra no se va a mover", ha aseverado rotundo.

Su contrapropuesta de convenio busca, además, "desactivar varias trampas jurídicas que tenía la oferta de Manpower, ya que varios articulados de la propuesta de convenio presentada pone en peligro la estabilidad de los trabajadores" en sus puestos.

Respecto a la petición que hizo el Patronato al Gobierno Vasco para que estableciera servicios mínimos en la huelga para poder abrir el Museo al público, Capetillo ha señalado que "no ha trascendido nada sobre la decisión del ejecutivo de Vitoria, con lo cual supongo que ha sido rechazada".

Capetillo ha denunciado también que las instituciones propietarias del Museo (Ayuntamiento de Bilbao, Diputación de Bizkaia y Gobierno Vasco), siguen "como de vacaciones" y "enrocados" en su postura de que "este conflicto no va con ellos, cuando el Museo lleva ya 37 días cerrado".

Considera que esta postura busca "eludir sus responsabilidades" en este conflicto y ha alertado de que si no se implican en su resolución "las piezas de la exposición del hiperrealismo corren el peligro de volverse para Alemania sin que las haya visto nadie y con todos los gastos que su montaje ha implicado", ha concluido.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.