Trabajadores desplazados y empleo no declarado, prioridades de Holanda en UE

La mejora de las condiciones de los trabajadores desplazados y la lucha contra el empleo no declarado serán dos de las prioridades de la presidencia holandesa de la Unión Europea (UE) en materia laboral, dijo hoy el ministro de Empleo de Holanda, Lodewijk Asscher.

En una comparecencia ante la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales de la Eurocámara con motivo del inicio de la presidencia, Asscher explicó los ámbitos concretos en los que Holanda confía en lograr avances durante los próximos seis meses.

Mencionó en particular la necesidad de modernizar algunos aspectos de la legislación europea sobre los trabajadores desplazados, con el objetivo de contar con normas más justas en ese ámbito.

Entre otros objetivos, explicó, se quiere evitar que se sigan aplicando diferentes condiciones laborales a empleados locales y foráneos que realizan el mismo trabajo.

"Tenemos que asegurarnos de que los trabajadores desplazados estén mejor protegidos", subrayó el ministro holandés, que consideró necesario "modernizar las normas que protegen la libertad de movimiento" y mejorar la remuneración de los trabajadores desplegados en otros países.

El ministro adelantó que el Consejo informal de Empleo del próximo 19 y 20 de abril incluirá una serie de debates sobre la normativa que regula la situación de los trabajadores en otros países.

Por otra parte, el ministro holandés se refirió al problema de la economía sumergida, un ámbito en el que también espera progresos, y confió en que la Plataforma europea contra el Trabajo No declarado pueda empezar a funcionar a principios de este mes.

El objetivo es mejorar la cooperación en la prevención y lucha contra el "trabajo en negro", involucrando para ello a los organismos nacionales con competencia en la materia.

Es preciso, explicó, analizar la manera en que las inspecciones pueden promover el trabajo decente y la forma de compartir mejores prácticas entre Estados miembros en este ámbito.

Con carácter general, dijo el ministro, Holanda espera durante su mandato "poder sentar las bases de un trabajo más decente" en los Veintiocho y ayudar a "reducir la pobreza" entre los europeos.

Subrayó que el gran desafío a nivel comunitario es la lucha contra el paro, que sigue siendo muy elevado pese a la recuperación económica, y llamó la atención especialmente sobre la situación del desempleo juvenil.

También explicó que Holanda aspira a terminar con prácticas poco justas como las de las empresas "buzón" (sin ninguna actividad económica real en su país de origen), que utilizan falsos desplazamientos para eludir las normas nacionales en materia de seguridad social y condiciones laborales.

Mencionó además la necesidad de combatir la pobreza en la UE, recordó que más de 120 millones de personas en la Unión son pobres o están en riesgo de pobreza e indicó que en los próximos meses Holanda organizará una conferencia centrada en la lucha contra la pobreza y la exclusión.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.